Acantilados de San Andrés de Teixido. La única playa de arena negra en Galicia

Acantilados de San Andrés de Teixido. La única playa de arena negra en Galicia

Muchos son los lugares de peregrinación en el mundo pero los gallegos no tenemos que viajar a La Meca, ni a Roma, ni a Varanasi… nosotros debemos visitar, al menos una vez en la vida, San Andrés de Teixido.

Según dice la leyenda, si no vamos de vivos iremos de muertos. Hasta ahí todo bien, lo peor viene cuando te enteras de que el camino lo harás reencarnado en un lagarto, un sapo, una culebra o cualquier tipo de insecto. No parece muy apetecible así que nos encanta ir en vida. El lugar es espectacular, hay unos percebes buenísimos, podemos visitar los acantilados más altos de la Europa Continental y la única playa de arena negra de Galicia. Que más podemos pedir!

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

“A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo”.

No os hagáis los remolones, me da que la “maldición” o “bendición” no es sólo para gallegos. Así que coger vuestra mochila que nos vamos de expedición. Y, por cierto, cuidado con los pequeños animales que os encontréis en ruta pues son almas que no debemos molestar en su peregrinación.

Además de las fotos, al final del artículo os dejamos un video para que al verlo no tengáis más remedio que acudir a este rincón del mundo que es puro espectáculo.

Orígenes de San Andrés de Teixido

San Andrés se encuentra en el municipio de Cedeira, al oeste del cabo Ortegal, entre enormes acantilados. Es un pueblo de casas blancas que resalta en el verde paisaje de la Sierra de A Capelada. Su santuario destaca con su campanario por encima del resto de los tejados.
Todo apunta a que se levantó en un lugar donde previamente existió un altar pagano, en el que se realizaban rituales y sacrificios. La leyenda dice que aquí se halla «La Puerta del Mas allá del mundo Celta».

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido
La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

En 1162 se escribe sobre un monasterio cristiano en Teixido, aunque la documentación es bastante escasa.

San Andrés en su travesía por el Atlántico chocó con los acantilados de la Sierra de A Capelada. Su barca se convirtió en piedra y Dios como compensación le ofreció un santuario. Esta versión es la que más prolifera en el pueblo, de hecho, allí podemos observar una islita que llaman la Barca de San Andrés.


Otra leyenda cristiana cuenta como Jesucristo paseaba por el mundo en compañía de San Pedro. Al llegar a Teixido se encontraron cansados y sedientos. Imploró ayuda a Dios porque se encontraban en un lugar lejano y bárbaro. Este le envió una manzana para saciar su sed. Al partirla por la mitad, apareció San Andrés, que aprovechó para quejarse por su situación, pues era patrón de un lugar inhóspito, no como el Apóstol Santiago que recibía visitas desde todas partes del mundo. Jesús se compadeció y le prometió que a partir de entonces su romería sería de las más conocidas y que hasta el fin del mundo nadie, vivo o muerto, dejaría de visitarlo.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido


El pueblo situado en un valle y rodeado de impactantes acantilados es, sin duda, un lugar sin igual donde el ser humano rindió culto a los muertos desde hace miles de años.

Acantilados. San Andrés de Teixido. Costa Ártabra

El misterio flota en el ambiente, la Sierra de A Capelada está plagada de enterramientos prerromanos coronados por la Vía Láctea que aseguran termina justo encima del santuario. La niebla envuelve con frecuencia A Capelada acentuando su misticismo y sus secretos.

Niebla en la Sierra de A Capelada


En el s. VI a. C el historiador Procopio de Cesarea ya nos habla de barcos en la costa norte de la Galia que llevaban las almas a la isla de los Muertos. La legendaria isla se podía contemplar desde San Ándrés de Teixido en las tenebrosas aguas donde se mezclan el Océano Atlántico y el Mar Cantábrico.

Acantilados de San Andrés de Teixido

Ruta de los miradores

Cada uno de los miradores que hay en San Andrés de Teixido ofrece unas vistas realmente impresionantes.
El mirador de Chao de Monte o el de Os Carrís se sitúan a cuatrocientos metros de altura sobre el mar y desde ellos tenemos una vistas impresionantes del pueblo y de los increíbles acantilados. Desde aquí podemos contemplar Pena Gabeira donde podemos ver el islote del que os hablamos antes conocido como «A Barca de San Andrés». Realmente tiene forma de barca invertida. ¿no creéis?

La única playa de arena negra en Galicia. Costa Ártabra


O Mirador de O Cruceiro de Teixidelo. Se sitúa a 337 metros de altitud sobre el nivel del mar. Sus vistas son simplemente espectaculares, al sur el pueblo de San Andrés de Teixido y al norte Punta do Cadro. Aquí empieza la ruta hacia nuestra playa de arena negra, la única en Galicia. Pero antes podéis pasaros por el Mirador Cantís do Cadro que se encuentra a poca distancia de Teixidelo y por el Mirador de Vixía de Herbeira, el más alto de todos.

Acantilados de San Andrés de Teixido
Acantilados de San Andrés de Teixido
Acantilados de San Andrés de Teixido

A 620 metros de altura, en la cumbre de la Serra da Capelada, ase encuentra el mirador de Vixía de Herbeira. Estáis ante los acantilados más altos de la Europa Continental, realmente el paisaje es impactante. En la Europa no continental estos acantilados sólo son superados en altura por tres fiordos noruegos.

Los acantilados más altos de Europa. San Andrés de Teixido

En muchas ocasiones la niebla cubre los acantilados y es difícil verlos. Nosotros hemos ido en muchas ocasiones y cada una de ellas merece la pena. Siempre es diferente el paisaje, siempre es una sorpresa y, por supuesto, siempre es un espectáculo. La niebla incluso lo hace, si cabe, más impresionante.

Niebla en A Serra da Capelada
Niebla en Vixía Herbeira. San Andrés de Teixido

Justo en la base de estos acantilados encontramos una playa de arena negra única en Galicia y el el mundo ¿queréis saber por qué?

Teixidelo. La única playa de arena negra de Galicia

Este lugar es realmente increíble, aunque toda la costa ártabra lo es. Se trata de la única playa del mundo formada por arena negra no volcánica. Es un rincón mágico y escondido, que se mantiene totalmente salvaje debido a su difícil acceso.

La única playa de arena negra en Galicia. Costa Ártabra
Teixidelo. La única playa de arena negra de Galicia

Como decíamos antes la ruta empieza unos metros después del Mirador de O Cruceiro de Teixidelo. Si miramos al mar de frente tenéis que coger un camino que da a unas casas siguiendo unos metros a la derecha por la carretera. No toméis el sendero que está a la izquierda del cruceiro porque volveréis andando a San Andrés. Aunque este paseo, como podéis ver en las siguientes fotografías, también merece la pena.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido
La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido
La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

Pero continuemos con la ruta hacia la playa de arena negra. Os quedaréis impresionados con la fuerza salvaje de este paisaje. El trayecto lo podéis hacer vosotros solos sin problema, siempre que haya buena visibilidad y respetéis los caminos establecidos. Os llevará aproximadamente 1 hora bajar hasta la playa. Si las condiciones no son las más óptimas es recomendable realizar la ruta de las playas negras de Teixidelo con ayuda de un guía del Concello de Cedeira.

Las visitas guiadas en Ortegal pueden consultarse en Rutas Geológicas de Galicia. El camino es sencillo en algunos tramos pero en otros se complica. El objetivo es disfrutar con seguridad y sin dejar huella para conservar uno de los rincones más sorprendentes y menos conocidos de la costa de Cedeira.

El sendero nos llevará a un antiguo e impresionante valle glaciar con forma en U. En él se encuentran restos de morrenas, sedimentos de tamaños desiguales e incluso depósitos de arcillas sin solidificar que producen un particular fenómeno de desplazamiento en la zona. Podremos apreciar una falla de casi 300 millones de años que rompe literalmente en dos A Serra da Capelada.

Teixidelo. La única playa de arena negra de Galicia

En esta ruta tendremos la ocasión de disfrutar de cerca de la isla Gabeira y de la cascada de Teixidelo que se sitúa justo a su izquierda. El agua se precipita desde unos 5o metros directamente al mar. Si el verano es muy seco el caudal es muy escaso y la caída del agua es prácticamente impeceptible en esta época del año.

En la ruta os acompañarán caballos y cabras salvajes. Disfrutaréis de la naturaleza en estado puro, sin alteraciones.

Teixidelo. La única playa de arena negra de Galicia
La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

La playa está formada por piedras que se denominan ultramáficas que están compuestas en más de un 90 % por minerales básicos, como el magnesio o el hierro. La erosión de estas rocas negras ha ido formado la arena que hay en Texidelo.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

Es uno de los pocos lugares del mundo donde se puede encontrar la peridotita sin salir directamente de los volcanes. Estas rocas se forman a muchos km de profundidad y rara vez llegan a la superficie.

En los alrededores de la playa podemos encontrar los restos de un viejo carguero en encalló en la costa en 1980. Don Segundo Sombra, así se llamaba el barco, está completamente fusionado con el entorno.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

El naranja del óxido contrasta con el negro de las piedras y con el verde intenso de los 620 metros de los acantilados de A Capelada. Estamos justo debajo de la Garita de Herbeira, nos encontramos en la base de los acantilados más altos de la Europa continental, la perspectiva desde aquí nos hace contemplar realmente la inmensidad del lugar.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

Pueblo de San Andrés de Teixido

En este pueblo de la parroquia de Régoa hay apenas unas treinta casas. Es un pequeño pero bien hermoso rincón del mundo. Las casas están restauradas con la estética de la Iglesia, con fachadas en piedra y en blanco. Fue un proyecto del año 2011 que propuso arreglar el pueblo y acabar con el «feísmo». La aldea ahora está muy cuidada y rodeada, como estáis comprobando, de en un paraje natural casi salvaje. Actualmente es muy visitada y se ha convertido en el segundo mayor centro de peregrinación de Galicia, después de Santiago de Compostela.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido
La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

Se piensa que la peregrinación a Teixido comienza en la Edad de Hierro, durante la Cultura Castreña. De todas formas, el primer registro no aparece hasta el año 1391, en el testamento de una señora de Viveiro: “Iten mando yr por min en romaria a Santo Andre de Teixido, porque llo tenno prometudo, et que le ponnan enno seu altar hua candea commo he hua muller de meu estado” es decir, «hago ir por mí en romería a San Andrés de Teixido, porque se lo tengo prometido, y que le pongan en el altar una vela del tamaño de una mujer de mi estado».

Cuando vayáis caminando entre las casitas del pueblo comenzaréis a divisar poco a poco el campanario, el tejado de losa y los muros encalados de la iglesia de San Andrés. Su estilo es gótico-barroco, de los siglos XVI y XVIII. De la iglesia anterior sólo queda la puerta del muro norte, y algunas pinturas murales. La torre campanario data del siglo XVIII.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

Rituales


No es suficiente realizar una visita a San Ándrés de Teixido. Tendréis que seguir una serie de rituales. La peregrinación incluye que llevéis una piedra que se deposita en uno de los amilladoiros de la zona. En el camino de subida al santuario la tradición era levantar una piedra lo más grande posible y después arrojarla a uno de los montones de piedras (amilladorios) existentes a lo largo de la ruta al santuario. Se piensa que esta costumbre proviene de los celtas ya que creían que en las montañas o en las piedras moraban las almas de sus difuntos y de otros espíritus.

Amilladoiros. San Andrés de Teixido


También deberéis beber de «La Fuente de los Tres Caños», pedir un deseo a San Andrés y echar en el agua un pequeño trozo de pan. Si flota vuestros deseos serán cumplidos.
Después hay que bajar hasta la orilla del mar en busca de la herba de namorar o herba namoradeira y de xuncos de ben parir y volver al santuario con el ramo. No todo van a ser almas en pena en San Ándrés… si quieres enamorar a alguien solo tienes que meterle en el bolsillo un pétalo de herba de namorar, sin que se entere, por supuesto 😉.

Herba de namorar. San Andrés de Teixido

Curiosidades

Sanandreses


Con miga de pan se hacen los “sanandresiños”. Son 8 figuras de la suerte que veréis a la venta en el pueblo, yo no me iría sin ellos, son unos estupendos amuletos de la suerte.


El Santo: Para la salud
La Flor: Herba de namorar, para el amor, por supuesto
Una Mano: Os dará suerte en los estudios.
Un Pez: Para que nunca falte el alimento.
La Escalera: Para mejorar en el trabajo y los negocios.
La Barca: para que los viajes lleguen siempre a buen puerto.
La Corona de San Andrés: Protección.
La Paloma: Símbolo de la Paz.

Sanandresiños. San Andrés de Teixido

Exvotos de cera

Existe una gran variedad de exvotos de cera. Brazos, piernas o cualquier parte del cuerpo que simboliza lo que deseas que cure milagrosamente el apóstol. También se ofrecen todo tipo de objetos, como pañuelos, mecheros, lazos, cadenas, etc.

Antiguamente se entregaban ataúdes, hábitos o túnicas después de haber recobrado la salud perdida. Fueron muchos los ataúdes colgados por la gente en las paredes del santuario agradeciéndole al santo que los salvara de una muerte segura. La misma razón hacía que el peregrino de San Andrés ofreciese el hábito o túnica que hubiese llevado en su muerte si no se hubiese producido el milagro. Hoy en día estas “ofrendas” ya no son habituales.

Caminos a San Andrés de Teixido

Ramo de San Andrés

Es tradición hacerse con un ramo de San Andrés. Consiste en una vara de avellano (la protección), una rama de tejo (símbolo de la salud, en gallego teixo que le da nombre al pueblo), herba de namorar (amor) y los Sanandresesiños.

Curro da Capelada


En la Sierra de la Capelada habitan una gran cantidad de caballos salvajes. El primer domingo del mes de Julio la gente espera en el “curro” a los caballos para raparles sus crines. Esa madrugada los más jóvenes suben al monte para ir juntando a los caballos y conducirlos hasta un recinto vallado dónde se realiza la rapa (curro).

La lucha cuerpo a cuerpo es espectacular, mezclando fuerza bruta, técnica y maña para conseguir su fin. Antiguamente los vecinos se unían para la “rapa das bestas” y vendían el pelo de los caballos ya que se utilizaba para hacer colchones o pinceles. En la actualidad se ha convertido en una tradición con un ambiente festivo y tenso que a veces impresiona.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido
La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

Romería

Hoy en día los peregrinos siguen asistiendo en gran número a la romería de San Andrés de Teixido que se celebra el día 8 de Septiembre. Os aconsejamos que vayáis cualquier otro día del año porque en esa fecha hay demasiada gente y disfrutar del pueblo y de sus paisajes es más complicado.

Noche de San Juan


Si vais por el camino del cementerio se encuentra el peñasco conocido como Peña do Encanto. Se dice que todos los años, en la noche de San Juan, una jovencita muy bella sale al camino buscando a alguien que rompa su hechizo. Cuando os acerquéis a la doncella encantada, ésta se convertirá en un terrible monstruo. Tendréis que matar al mounstruo y demostrar vuestra valía para lograr casaros con ella y acceder a sus tesoros que parece que no son pocos.


Si no lo conseguís podéis ir al Coto dos Fondás donde hay varias doncellas encantadas. Se trata de las hijas de los nobles de la región que se negaron a contraer matrimonios impuestos y fueron castigadas de este modo. También se aparecen la noche del 23 de Junio para encontrar a alguien que las libere.
Este año tentamos a la suerte y visitamos San Andrés de Teixido en San Juan. El pueblo estaba desierto, estábamos solos. Las puertas de las casas estaban adornadas con una hortensia en cada puerta pero parecía que los vecinos hubiesen abandonado el lugar. No vimos gente, ni doncellas, solamente un pueblo entero para nosotros y un precioso caballo. Muchas veces lo mejor es ir a contracorriente.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

Cine

El director de cine Roman Polanski eligió estos escenarios para rodar algunas escenas de su película La muerte y la doncella.

El actor británico Leslie Howard, conocido por su interpretación de Ashley Wilkes en Lo que el viento se llevó murió en 1943 en la costa de Cedeira. Su avión fue derribado por un escuadrón de JU-88 alemán. En el Mirador del Cruceiro podemos ver una placa que recuerda al actor ya que su muerte se produjo justo enfrente del lugar en el que está situada.

La única playa de arena negra en Galicia. San Andrés de Teixido

¿Qué ver en los alrededores de San Andrés de Teixido?


Ría de Cedeira

Cedeira es un precioso pueblo marinero donde vivos y muertos pueden pasear, comer y beber sin igual. Si váis no dejéis de visitar la Taberna de Jo Jo y sus postres con Mimo. La comida es deliciosa, a buen precio y los postres inmejorables.

La ría de Cedeira es un paraíso natural. En ella podemos encontrar la playa de Vilarrube en la desembocadura del río de As Mestas. Es una de las playas más espectaculares de esta ría. Es de aguas tranquilas con forma de ensenada y de arena blanca y fina.

Playa de Vilarrube. Ría de Cedeira. Costa Ártabra

Estamos en el Concello de Valdoviño que tiene 25 Km de litoral repleto de enormes arenales y calas escondidas. La playa de Vilarrube de aguas turquesas y tranquilas contrasta con la bravura de sus compañeras de costa.

De todas formas, cuando sube la marea hay que tener mucha precaución por que hay fuertes corrientes en la desembocadura de los ríos Ferrerías y As Mestas. En cuanto todo se calma y la marea comienza a bajar el peligro deja paso al paraíso. Aguas mansas y cristalinas, islotes de arena, calas por doquier… un auténtico espectáculo natural que no os debéis perder. Una zona para explorar y pasar unos días realmente inolvidables.

Islote paradisíaco en Vilarrube. Costa Ártabra. Galicia

Cabo Ortegal

Cabo Ortegal es donde se localizan las rocas más antiguas de la península Ibérica y las cuartas del mundo. (1160 milllones de años).

Rocas más antiguas de la península Ibérica. Costa Ártabra

Es una península montañosa situada a 3 km al Norte del pueblo de Cariño. En el entorno podremos observar una sucesión de acantilados de unos 300m de altitud. Tiene dos puntas: la Punta dos Aguillóns y la Punta do Limo.

Faro de Cabo Ortegal. Costa Ártabra


En la Punta dos Aguillóns se le conoce como el verdadero kilómetro cero donde se unen el Océano Atlántico y el Mar Cantábrico.

El faro de Cabo Ortegal se eleva en una roca a 100m de altitud. Desde este punto podemos observar la piedras de Os Aguillóns, bautizadas por los romanos como Trileucum o Lapatiancorum Promontoriumla. Es una costa salvaje, donde se fusionan el mar y el océano con una gran bravura. Aquí los percebeiros luchan contra el fuerte viento y las olas del mar para recoger los que dicen ser mejores percebes de Galicia.

Cabo Ortegal. Costa Ártabra

Hacia el Oeste está la Punta do Limo donde en época de lluvias se pueden observar las cascadas del río do Limo. El agua cae sobre el mar desde una altura de 300m. Entre la Punta dos Aguillóns y la Punta do Limo está la Ensenada da Cova. Formaciones rocosas por doquier, rocas verticales espectaculares como la “Longa da Moreira”.
 
La península de Cabo Ortegal se encuentra incluida dentro de la ZEPVN (Zona de Especial Protección de los Valores Naturales) “Costa Ártabra”.

No os perdáis los atardeceres en el Cabo Ortegal, son increíbles, difíciles de olvidar.
 

Cabo Ortegal. Costa Ártabra

Hay muchos más rincones para visitar en la costa Ártabra, seguiremos explorando y compartiendo artículos con vosotros para que también podáis conocer estos lugares. Por supuesto, siempre con respeto y cuidando la naturaleza para que podamos seguir disfrutando de ella.

Vista de Estaca de Bares desde Cabo Ortegal. Costa Ártabra

Galicia es de una belleza inagotable, tanto que nos hace quedarnos sin adjetivos.

San Andrés. Acantilados de Vixía Herbeira. Playa de Teixidelo

Perder el Rumbo. La única playa de arena negra de Galicia. San Andrés de Teixido

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea.Ver política de privacidad de dinahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.