Valdoviño, donde las olas son arte. 16 lugares imprescindibles

Vista aérea de la laguna da Frouxeira. La hierba de color verde inunda gran parte de esta laguna. Al fondo el mar azul de la playa da Frouxeira en Valdoviño.

Volamos hasta Valdoviño en A Coruña, en las Rías Altas gallegas. Una tierra con una costa única por su valor geológico y por su belleza, donde la fuerza del océano ha dibujado acantilados, playas y calitas de ensueño. Un lugar donde el mar os hipnotizará, donde las olas son arte y donde muchos surfistas han encontrado su edén. Pasear por sus grandes arenales es todo un privilegio, pero, además, este rincón de Galicia esconde muchas otras maravillas de las que hoy os queremos hablar.

Qué ver en Valdoviño

Castros, pazos, puentes medievales, faros, baterías militares, capillas… Son muchos los elementos que nos hablan de la historia pasada y presente de Valdoviño.

Naturaleza, cultura, tradición, actividades deportivas, rutas; los motivos para visitar esta zona son casi infinitos. Os mostramos los mejores lugares que ver en Valdoviño. Comenzamos!

1- Las playas de Valdoviño

No hay duda de que el litoral de Valdoviño es su tesoro más valioso. Arenales infinitos, calas de formas sorprendentes, acantilados con formaciones rocosas increíbles, es, sin duda, una de las zonas costeras más bonitas de Galicia.

Las playas de Valdoviño suelen tener un fuerte oleaje, son ventosas a la vez que espectaculares. Pero también hay calitas más resguardadas en este litoral. Casi todas ellas tienen una arena blanca y fina que se os quedará en la piel, pero también en el recuerdo.

Playa de Pantín

2- Laguna de A Frouxeira

La laguna de A Frouxeira es un humedal de gran valor ecológico que se encuentra al lado de la playa del mismo nombre. Las aguas saladas se mezclan con aguas dulces y forman una combinación de una riqueza medioambiental poco común. El arenal mide sobre 1700 metros de longitud y 500 de ancho.

La importancia de esta laguna se debe, sobre todo, al gran número de aves que viven en ella, algunas de forma permanente y otras en procesos migratorios. Es tal su relevancia que está considerada como zona Ramsar (Humedal de Importancia Internacional), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC Costa Ártabra).

Laguna de A Frouxeira

Podéis bordear caminando parte de la laguna. Todavía se conserva un importante sistema dunar con dunas móviles y fijas, aunque a lo largo de la historia, sobre todo en los años 60 y 70, se produjo una extracción de grandes cantidades de arena.

Aquí podéis practicar birding o turismo ornitológico en el que contemplaréis ánades, gaviotas reidoras, chorlitejos, agujas colinegras, cercetas comunes, garzas imperiales o halcones, entre otros.

Laguna de A Frouxeira

3- Faro de Punta Frouxeira o Faro de Meirás

El Faro da Frouxeira es uno de los faros más recientes y vanguardistas de Galicia. Fue construido en 1992, aunque su funcionamiento comenzó en 1994. Sorprende su planta modernista y sus 30 metros de altura, que se eleva en un acantilado a 75 metros sobre el nivel del mar.

Faro de Meirás o Faro de Punta Frouxeira

Este punto nos ofrece unas espectaculares vistas de 360º. Hacia el Oeste podéis ver la playa do Porto con su preciosa capilla en un acantilado y si seguís hasta la Cruz de Punta Frouxeira podréis divisar el otro lado de la costa, parte de la Laguna y la playa de Frouxeira, Punta Corveira, Punta Chirlateira y a lo lejos la costa de Cedeira.

4- Túneles de Frouxeira y baterías de Campelo

A escasos metros del faro de Punta Frouxeira podréis caminar por los túneles construidos por el ejército en la primera mitad del siglo XX. Se utilizaban para ubicar intensos focos que servían para iluminar al enemigo durante la noche y así poder abatirlo desde las baterías situadas en lo alto del Monte Campelo.

Túneles militares de Punta Frouxeira

Los túneles acaban al borde del acantilado convirtiéndose en auténticos y privilegiados miradores de la inmensidad del océano Atlántico.

Túneles militares de Punta Frouxeira
Baterías militares de Punta Frouxeira

5- Capela do Porto

En la Playa do Porto en lo alto de un acantilado está la Ermita o Capela de Nuestra Señora de O Porto, una estampa muy pintoresca de Valdoviño.

Como ya os contamos en el artículo Playas de Valdoviño, la leyenda dice que unos pescadores encontraron una imagen de la Virgen en el mar y la llevaron a tierra. Al día siguiente, la imagen, regresó al océano por sí misma y, por ello, decidieron construir una capilla en su honor y llamarle la Virgen de O Porto. El 11 de Julio se celebra una romería que pasea la imagen en procesión.

Desde este lugar podréis observar Punta Frouxeira y su faro, del que os hablamos antes.

Capela de Nuestra Señora de O Porto

6- Otras capillas e iglesias de Valdoviño

Además de la Capela do Porto, Valdoviño cuenta con otras edificaciones religiosas repartidas por su territorio. Algunas son lugares de peregrinación, ya que se encuentran en el Camino a San Andrés de Teixido y son puntos de obligada parada y visita.

Por ejemplo, a Capela da Fame se llama así porque en ella los peregrinos retomaban fuerzas en su trayecto hacia san Andrés. Es una capilla muy sencilla que guarda un retablo renacentista en su interior.

Capela da Fame

Otras son la Ermita de San Mamede, la Iglesia de San Vicente, la Iglesia de Santa Eulalia o la Iglesia de Santiago de Lago, que es quizás el ejemplo más salientable de la arquitectura religiosa en Valdoviño.

Iglesia de Santa Eulalia
Iglesia de Santiago de Lago
Iglesia de San Vicente

7- Porto do Cabo

Otro lugar de Valdoviño por el que pasa el Camino a San Andrés es Porto do Cabo. En esta pequeña aldea se conserva un puente medieval y algunos molinos fluviales.

El puente se construyó con pequeños trozos de piedra. Tiene un gran arco de medio punto y otro más pequeño.

Sinceramente, hay que decir que el espacio está un poco descuidado.

Puente Medieval Porto do cabo

8- Miradores

Seguimos en el litoral de Valdoviño. Esta vez nos vamos a conocer sus miradores, increíbles atalayas que os permitirán contemplar toda esta costa a vista de pájaro.

Mirador de Paraño

Uno de ellos es el Mirador de Paraño desde donde podréis absorber toda la belleza de la Laguna y el arenal de A Frouxeira. Si el día está claro incluso se puede ver a lo lejos el Cabo Prior. Podéis llegar hasta él fácilmente en coche.

Mirador de Paraño

Mirador Alto da Vela

Otro punto elevado que os recomendamos es el Mirador Alto da Vela situado a 210 metros de altura. A un lado de la costa contemplamos la Playa de Campelo y al otro Meirás, Punta Frouxeira y Punta Chirlateira. No se puede llegar en coche, hay que realizar una ruta de senderismo, de la que os hablamos después en el apartado de Rutas en Valdoviño.

MIrador Alto da Vela
Mirador Alto da Vela

Mirador de Oural

Cerca de la Playa de Baleo encontraréis el Mirador de Oural con dos bancos que miran a cada uno de los lados de la costa. Podréis contemplar hacia el Oeste el litoral desde Pantín a Punta Frouxeira o bien, hacia el Este, Punta Chirlateira y la costa de Cedeira.

Mirador de Oural

Mirador de Monte Esperón

Ya en el interior podéis visitar el Mirador de Monte Esperón, entre Valdoviño y Narón, donde contemplaréis sus tierras desde 280 metros de altitud. También se observan parte de la costa de Valdoviño y la Ría de Ferrol.

9- El Banco de Meirás

En una costa de tal belleza como esta no podían faltar los bancos con vistas, un reclamo que desde hace un tiempo ha cobrado mucha fama en todo el mundo, y, como no, en el litoral gallego. Quizás el más famoso sea el Banco de Loiba, en el Mirador de O Coitelo, Ortigueira, pero el Banco de Meirás es también una auténtica maravilla.

Banco de Meirás
Banco de Meirás

Es todo un placer contemplar desde este punto en las alturas la impresionante costa de Valdoviño con la playa do Porto a un lado y O Rego y la Playa do Río hacia el otro. Todo un lujo para los sentidos.

Costa de Meirás, Valdoviño

10- Castros en Valdoviño

Quizás cuando caminéis por estos puntos elevados os encontréis encima del algún poblado castreño o de restos arqueológicos. Permaneced atentos, se han encontrado abundantes en todo este territorio. De todas formas, el patrimonio histórico de esta zona no cuenta con yacimientos en buen estado.

Parece que los primeros habitantes de Valdoviño llegaron por allí en el cuarto milenio antes de Cristo. Salpicados por la geografía de la zona se han encontrado restos de la civilización castreña, aunque solían buscar los valles para el cultivo o tierras llanas cercanas a la costa. Estos castros de Valdoviño pertenecían a la tribu de los Ártabros, un grupo que vivía y gobernaba la denominada la Tierra de Trasancos.

La etimología de la palabra Valdoviño no está muy clara. Se ha dicho que procede de Val do viño, o valle del vino, una opción poco probable porque la producción vinícola nunca fue algo relevante en la zona. Otros apuestan por Val do Aviño, aunque parece que el río Aviño no existe y solo hay un barrio con ese nombre. Otra hipótesis, poco creíble, es que procedería de Val do oviño, aludiendo a una época en la que los vecinos recogían los huevos de las aves en la laguna da Frouxeira.

Como relatan los Estudios Mindonienses, bajo la dirección de Ramón Otero Couso, la teoría que parece tener más pruebas escritas es la que dice que Valdoviño se referiría al nombre del propietario de una pequeña explotación agraria, llamado Baldovino, Baldoviño o Balduino, del que se ha encontrado bastante documentación en los textos medievales. 

Hay catalogados más de 30 castros y sepulcros entre los que están el castro de Aviño, en la cima del Pico da Vela, el Castro da Frouxeira o el Castro de Rodo o de Pantín, entre otros. De todas formas, parece que ninguno ha sido excavado por el momento. El Castro de Rodo o de Pantín está sobre el acantilado por lo que tendría una función de defensa del poblado. Además se encuentra al lado de la Playa de Pantín, que serviría como fuente de recursos para el asentamiento costero.

Castro de Pantín

11- Pazos y casas con historia

En Valdoviño también encontramos algún pazo y alguna casa indiana. El Pazo da Riva es uno de los más destacados, en la actualidad es un hotel en el que podéis disfrutar de una estancia de lo más histórica. También está el Pazo de Vilarrube, un edificio de grandes dimensiones con una capilla con un retablo barroco. Es un pazo privado que no se puede visitar.

Muy cerca de la casa consistorial de Valdoviño podéis ver la Casa de Joselito, una casa indiana del primer tercio del siglo XX.

Casa de Joselito

Pero la que más nos ha impactado es, sin duda, la casa Gelines. No es una casa con historia, ni una casa indiana, tampoco es un pazo, pero su dueña ha logrado captar la atención de todo aquel que pasa por allí. No hay lugares para aparcar en las inmediaciones, así que conducid con precaución, todo el mundo reduce la velocidad para poder contemplar las ingeniosas fantasías que ha creado esta vecina de Valdoviño.

Casa Gelines

12- Océano Surf Museo

El Océano Surf Museo es el primer museo que se dedica al surf en España. Se encuentra en la primera planta de la Casa de la Cultura de Valdovino.

Fue inaugurado en el 2017. En él encontraréis dos salas de exposiciones, una con el título De la Polinesia a Galicia donde viajaréis por la asombrosa y fascinante historia del surf iniciada supuestamente hace 3000 años en la Polinesia. Esta sala nos revela datos sorprendentes e interesantes desde los inicios de este deporte acuático hasta la llegada de los primeros pioneros a Galicia a finales de los años 60. También nos relata de su evolución hasta la actualidad.

La otra sala está dedicada al Pantín Classic. Este campeonato de surf lleva celebrándose más de 30 años. Podréis ver cartelería, una sección de cámaras con las que se grababa el evento o una pequeña historia de esta competición que empezaba su vida en el año 1988.

Océano Surf Museo
Océano Surf Museo

También podréis contemplar una de las primeras tablas que se usaron en España o una tabla del año 68 donde se incluía por primera vez la doble quilla. No dejéis de visitar este pequeño museo, hecho con mucho cariño y esfuerzo.

13- Pantín Classic de Surf

Valdoviño es una de los lugares preferidos por muchos para practicar deportes como el surf, de hecho la Playa de Pantín es, según muchos expertos en la materia, una de las mejores del mundo para la práctica del surf. Como os acabamos de relatar, allí se celebra anualmente el campeonato de Pantín Classic de Surf, una prueba que suele ser puntuable para las series mundiales de la World Surf League.

Surf en la playa de Pantín
Vista cenital de unos surfistas esperando la ola en un mar color verde turquesa.
Surf en la playa de Pantín

14- Rutas en Valdoviño

Valdoviño nos ofrece también preciosas rutas y de diversos niveles de dificultad, por lo que hay senderos adecuados para todos los públicos. Os destacamos algunas de ellas pero encontraréis más en la página del ayuntamiento.

Senda de las Ondas

Esta ruta permite recorrer el litoral de Valdoviño donde se encuentran las playas de Vilarrube, Baleo, Pantín y A Frouxeira. En el trayecto os encontraréis con tres miradores: San Xiao, Punta Oural y O Paraño.

Playa O Baleo

Senda de la Laguna da Frouxeira

Una ruta sencilla de unos 2 km y medio que os permitirá observar de cerca la magnífica laguna.

Laguna da Frouxeira

Ruta ata Punta Chirlateira

Sendero que parte de la Playa de Baleo y llega hasta la Punta Chirlateira. Transcurre en ascenso hasta el mirador de San Xiao y en este punto debéis tomar una pista de tierra que os llevará hasta la punta donde tendréis unas vistas espectaculares.

Punta Chirlateira

Ruta ata o Alto da Vela

Este camino os permite descubrir las baterías militares de Campelo y el Alto da Vela que ofrece una panorámica impresionante de este litoral. Tenéis las fotografías de la panorámica en la sección de Miradores.

Vistas Mirador do Alto da Vela

Es una ruta en ascenso, así que debéis estar un pelín en forma. Si visitáis las baterías con mucha precaución ya que hay huecos y son construcciones antiguas que pueden entrañar algún peligro. Desde Meirás son unos 8, 5 km con un desnivel de 381 metros. También se puede realizar en bicicleta.

Baterías de Campelo Alto

Camino a San Andrés

Por Valdoviño pasa el Camino a A San Andrés durante aproximadamente 11,5 km. La ruta completa son 50 km y parte desde el Puerto de Ferrol. Ya sabéis que A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo, así que vosotros veréis cuando preferís visitarlo.

15- La falla de Valdoviño y otros puntos de geoturismo

El litoral de Valdoviño es una importante parte del Proyecto del Geoparque de Cabo Ortegal que propone un conjunto de gran valor geomorfológico y paisajístico. Son lugares que nos ofrecen elementos que nos hablan de la historia de nuestro planeta y de su evolución a lo largo de millones de años.

Falla de Valdoviño

Hay muchas joyas geológicas en Valdoviño como la falla de As Pontes – Pedroso en la Playa de Campelo, la península do Portiño, donde afloran rocas subvolcánicas, el sistema de dunas de la playa de A Frouxeira o la espectacular falla de Valdoviño, que se puede observar desde la carretera que lleva a Pantín. y se extiende desd Monforte de Lemos. Esas sólo son algunas muestras de la colosal riqueza de estas tierras que meren formar parte de un Geoparque.

16- Glamping en Valdoviño

¿Y qué tal un poco de galmping en Valdoviño? A escasos metros de la playa de A Frouxeira, en Valdoviño, encontraréis el Camping A Lagoa. Cuentan con dos tiendas Safari con cama de matrimonio y cuarto de baño privado. También cuentan en este camping con 4 Tiendas Sibley también con cama de matrimonio. Sin duda, un lugar espectacular para practicar el Glamping en Galicia, un camping lleno de comodidades.

Os dejamos otras opciones de camping de lujo en Glamping Galicia. Naturaleza y lujo

Alojamientos en Valdoviño

En un día no os dará tiempo a absorber la belleza de estas tierras, así que os dejamos varias propuestas para pasar una o más noches en Valdoviño y alrededores.

A Torre do Lago. Un pequeño hotelito familiar muy acogedor al lado del lago de la Playa da Frouxeira.

Casa do Morcego. Una estupenda casa rural a 3 km de la Playa de Vilarrube.

Pazo da Riva. Sin duda, uno de los alojamientos de Valdoviño con más historia. También tiene la opción de alquiler de la casa del Guardés.

Hotel Pazo Libunca. En Narón. Un precioso pazo con unas instalaciones magníficas y un bonito jardín.

Perder el Rumbo. Qué ver en Valdoviño, donde las olas son arte

👉 Playas de Ferrol que no te debes perder

👉 20 cabañas en A Coruña con mucho encanto

👉 Cariño, un pueblo que es puro amor

👉 Hoteles originales en Galicia

👉 Cabañas con jacuzzi en Galicia

👉 Descubre toda nuestra selección de alojamientos

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea. Ver política de privacidad de dinahosting.  Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.