Pazos de Arenteiro. Una aldea medieval entre viñedos de Ribeiro

Conocemos Pazos de Arenteiro, una aldea medieval rodeada de viñedos, ríos, puentes romanos y pozas, donde la historia y la naturaleza se entrelazan en una experiencia inolvidable.

Lucía y yo cogidos de a mano viendo el volcán Villarrica.
Perder el Rumbo

Lucía y Pixi

Entre viñedos y bosques de robles, en Boborás, en las Terras do Avia, en la comarca de Carballiño, se encuentra un tesoro histórico y artístico poco conocido en Galicia, la encantadora aldea de Pazos de Arenteiro.

Este pequeño rincón de Ourense destaca por su gran riqueza cultural y su belleza natural regada por el río Avia.

El reconocimiento oficial de su relevancia llegó en 1973, cuando Pazos de Arenteiro fue declarado Conjunto Histórico Artístico. Desde entonces, esta aldea ha seguido siendo un faro en el tiempo, una ventana al pasado que nos permite imaginar cómo eran los días en los que caballeros y monjes caminaban por estas calles empedradas.

¿Nos acompañas a descubrirlo?

Qué ver en Pazos de Arenteiro y alrededores

Pazos de Arenteiro se asienta en la suave pendiente de una ladera que descansa sobre el río Avia, creando una atmósfera única y de gran belleza.

A medida que nos aventuramos por sus calles, resulta sencillo dejarse llevar por la imaginación y visualizar su trazado medieval que perdura a pesar de las alteraciones impuestas por la época barroca.

Viñedos en Pazos de Arenteiro
Pazos de Arenteiro

El corazón de Pazos de Arenteiro es la iglesia y los edificios que la rodean. Repleta de pazos y casas señoriales, esta pequeña aldea es como una pequeña galería de arquitectura viva. Ya en el siglo XIII, el monasterio cisterciense de Oseira era propietario de varias tierras en Pazos de Arenteiro, lo que nos habla de su importancia en la antigüedad.

La historia de Pazos de Arenteiro se remonta a más de mil años atrás, con registros que datan desde 1158 en el testamento o carta de donación otorgada por el abad Pelagio Gonçalvez al monasterio de San Clodio. En aquel entonces, este lugar era conocido como Palacios de Argentario.

El brillo y la grandeza de esta localidad tiene sus raíces en el siglo XII gracias a la Orden del Santo Sepulcro y, posteriormente, en 1542, con la llegada de la Encomienda de San Juan de Jerusalén, que se convirtió en un auténtico motor de la vida socioeconómica de la parroquia. En el siglo XVI, el próspero comercio del vino añadió un notable bienestar económico, dando lugar a un cambio en la estructura urbana que refleja el esplendor que Pazos de Arenteiro alcanzó durante la época barroca.

En la actualidad, nos encontramos ante un pueblo que ha preservado su encanto a lo largo del tiempo. Sus calles empedradas tejen una red que conecta una variedad de casas, desde las más modestas hasta las más señoriales. Estas construcciones rodean un antiguo monasterio que perteneció a la Orden de Malta, del que solo se conserva Pazo da Encomenda.

Pazos de Arenteiro es el punto de partida para diversas rutas de senderismo que nos brindan la oportunidad de explorar el valioso patrimonio histórico y la belleza natural de la región. Además, estas rutas nos conectan con las localidades vecinas de O Carballiño, Leiro y Ribadavia, invitándonos a descubrir aún más tesoros guardados en este rincón gallego.

Su entorno también os cautivará con sus viñedos y sus rutas entre árboles autóctonos, puentes romanos y grandes pozas. Un pequeño mundo por descubrir, comenzamos!

1- Iglesia románica de San Salvador

La iglesia de Pazos de Arenteiro, siglo XII, es un ejemplo de arquitectura románica con influencias y cambios a lo largo del tiempo. Debido a la orografía, curiosamente, no sigue la orientación litúrgica habitual y su eje está desviado en dirección nordeste-sudoeste.

Tiene una nave única rectangular y un ábside semicircular. Como os hemos comentado, el templo ha experimentado cambios a lo largo de la historia, sobre todo en su interior y en época barroca, afectando su estructura románica original, que se conserva parcialmente.

En la fachada principal, destaca una portada con arquivoltas curvas y una decoración predominantemente vegetal y geométrica. La fachada occidental tiene una espadaña con vanos para campanas y una ventana con contorno resaltado por una baquetilla.

Iglesia románica de San Salvador
Iglesia románica de San Salvador
Iglesia románica de San Salvador

En los muros laterales de la nave, se observan detalles de la influencia del estilo hispano-flamenco en las puertas. Se abrieron capillas y se realizaron reformas en el siglo XVI, alterando la estructura original. En ellos se conserva el emblema de la cruz de Malta, símbolo de la orden a la que esta iglesia estuvo vinculada.

La capilla principal contiene un retablo renacentista atribuido al Maestro de Sobrado. En el ábside, se conserva en gran parte la estructura medieval, con un hemiciclo cubierto por una bóveda de cascarón y un tramo recto con bóveda de cañón.

La iglesia muestra similitudes arquitectónicas y escultóricas con el monasterio de Santa María la Real de Oseira y otras iglesias de la región.

Iglesia románica de San Salvador

2- Peto das ánimas

En el muro del ábside de la iglesia, veréis un curioso y antiguo monumento conocido como «Peto de Ánimas». A simple vista, parece una especie de escultura que emerge de la muralla del ábside, mirando hacia la plaza principal. Sin embargo, este peto es mucho más que una simple obra de arte.

Está dividido en tres partes:

La base, como un sólido cimiento, termina en una especie de plataforma plana.

La capilla. Justo encima, una pequeña capilla en miniatura, adornada con un arco suave y relieves detallados, parece guardar secretos del pasado. Un enrejado metálico protege este pequeño tesoro.

Frontón. Se corona con un frontón con molduras.

Lo que hace realmente especial a este peto de ánimas es su historia. Pazos de Arenteiro solía ser un punto de paso esencial entre la zona de O Ribeiro y Santiago de Compostela. Peregrinos, comerciantes y muchos otros se cruzaban en este camino y depositaban pequeñas ofrendas en el peto de ánimas.

Esperaban que estos gestos aseguraran un viaje seguro y fructífero. Hoy, este monumento se encuentra en el Conjunto Histórico de Pazos de Arenteiro, un recordatorio tangible de los sueños y esperanzas compartidos que han perdurado a lo largo de los años.

Peto das ánimas
Peto das ánimas

3- Pazo da Encomenda

A lo largo de su historia arquitectónica, el Palacio da Encomenda, que antiguamente fue un monasterio de mucho mayor tamaño, ha experimentado diversas fases.

La evolución de este edificio nos revela dos etapas constructivas distintas. En la primera etapa, encontramos elementos que remontan a tiempos más antiguos, donde sobreviven toques medievales. La decoración incluye arcos conopiales en estilo gótico-isabelino, con influencias que evocan tradiciones orientalistas de la época mozárabe.

Habitualmente, tanto la Orden del Santo Sepulcro como los franciscanos recurrieron a artesanos mozárabes para construir sus edificios, y también contaron con la contribución de judíos en la administración de sus patrimonios.

Años después, tuvo lugar una expansión del palacio, evidenciada por la presencia de los emblemas de la Orden de Malta, un cambio que marcó la transición hacia el estilo barroco. El Palacio da Encomenda se convierte así en un testimonio vivo de la evolución arquitectónica y las influencias que han dejado su huella en sus muros a lo largo del tiempo.

En su fachada destaca la escalinata renacentista que conecta con un amplio patio y un corredor con columnas con fuste prismático.

Pazo da Encomenda

4- Otros pazos y caseríos de Pazos de Arenteiro

En el encantador entorno de Pazos de Arenteiro, descubrimos varias joyas arquitectónicas que narran su historia. Desde la Casa de Arriba, con su elegante balcón sostenido por canecillos moldurados, hasta la Casa do Médico, con su solaina y hermosas vistas.

Paseando por las callejuelas iréis descubriendo algunas más. La Casa de Penedo, testigo de eventos importantes, el Pazo de Cervela con su escudo heráldico, el Pazo de Doña Elisa, con su encanto en forma de U o el histórico Pazo dos Feixoo, con su portalón y patio.

Cada rincón cuenta una historia, todos son parte del Conxunto Histórico de Pazos de Arenteiro, un paseo por el pasado lleno de fascinantes detalles.

Pazos y Caseríos
Escudo heráldico Pazo de Cervela
Casa do Penedo
Pazo dos Feixóo

5- O Palenque

O Palenque es un lugar que en la actualidad se presenta como una pintoresca balconada que da acceso a un conjunto de viviendas. Pero su historia es mucho más intrigante. En sus orígenes, el palenque era un escenario sombrío donde tenían lugar espectáculos públicos de tortura, eventos siniestros orquestados por la mano del inquisidor.

Es un recordatorio impactante de cómo los tiempos cambian y cómo las capas de historia se superponen en un mismo espacio, transformando un espacio de horror en un lugar que la comunidad usa de manera completamente distinta.

También podéis visitar las ruinas de la antigua cárcel, que podéis ver en las fotografías siguientes.

O Palenque
Antigua cárcel

6- Ponte da Cruz

En la entrada del pueblo, os encontraréis A Ponte da Cruz, que cruza en río Avia. De las cuatro arquerías originales, solo una ha llegado hasta nuestros días. De todas formas, y a pesar de sufrir los estragos de la Guerra de la Independencia, todavía se puede percibir su antigua grandeza y monumentalidad.

El 2 de marzo de 1809, unos trescientos gallegos, bajo el liderazgo del Capitán Cachamuíña, desafiaron a mil soldados de Napoleón cerca de la Ponte da Cruz. Este valiente enfrentamiento convirtió al Ribeiro en un protagonista inesperado de la historia europea.

El puente ha sido testigo de diversos cambios a lo largo de los años y también de una intervención moderna que ha dejado su huella, incorporando elementos metálicos y un pavimento de madera, fusionados con los cimientos originales. El río Avia, que una vez vio el esplendor de cuatro arcos completos, se vio afectado por la construcción del embalse cercano, alterando su cauce y reduciendo la dimensión de la estructura.

Ponte da Cruz

6- Ponte do Santo Sepulcro

Enclavado en un camino ancestral que conducía al pueblo, se eleva un puente medieval que atraviesa las aguas del río Arenteiro. Dos arcos se apoyan en un sólido pilar central que le otorga una apariencia robusta y resistente.

La superficie del puente, de perfil suavemente arqueado, guarda vestigios de su historia en forma de abundantes marcas de cantería, testigos silenciosos del trabajo de los artesanos que lo erigieron.

Pero lo que verdaderamente hace especial a este puente es la presencia de una cruz del Santo Sepulcro y el relieve de un Santo esculpidos en la clave del arco mayor. Esta decoración no solo añade un toque de misticismo, sino que también vincula la estructura con la historia y la devoción de la región. La cruz simboliza a esta ancestral orden monástica que, con el tiempo, pasaría a denominarse Orden de San Juan.

Ponte do Santo Sepulcro

Un puente que cautiva por su entorno, rodeado de naturaleza, y porque ha sido más que un simple cruce fluvial. Su presencia evoca momentos históricos que continúan palpables al visitarlo.

Ponte do Santo Sepulcro

7- Pozo dos Fumes

El Pozo dos Fumes es una cascada donde el agua desciende entre enormes piedras y forma una inmensa poza . En lo alto de las rocas, hay un mirador estratégicamente ubicado para brindar una mejor perspectiva de este curioso rincón.

El nombre «Pozo dos Fumes» evoca la impresionante fuerza del agua al caer crea una especie de niebla o humo fino debido a la dispersión de las gotas en el aire, la pulverización y agitación. Este fenómeno añade un toque mágico al lugar.

Pozo dos Fumes
Pozo dos Fumes
Camino al Pozo dos Fumes

Para llegar a este precioso rincón debéis seguir un sendero y pasarelas de madera que bordean el río. Puedes iniciar tu ruta desde el pintoresco pueblo de Pazos o desde el icónico Ponte da Cruz.

Lamentablemente, en la actualidad, el acceso está cortado debido al deterioro de las pasarelas por las crecidas del río. Sin embargo, esperamos que muy pronto se realicen las reparaciones necesarias para poder disfrutar nuevamente de este pequeño paraíso.

Camino al Pozo dos Fumes

8- Molinos de agua

En Pazos de Arenteiro, varios molinos de agua, que transformaban el grano en harina, añaden su historia al paisaje. Destacan dos, el primero, ubicado en la entrada de la aldea, junto al río Avia, responde al nombre de Muíño da Carauquela. Aunque hoy está en ruinas, en su época fue un molino de considerables dimensiones, con dos ruedas de molienda.

Este molino cuenta con imponentes paredes y un cerramiento con una estructura llamada «cadeirado». Aunque carece de techo, las muelas y los canales de paso del agua aún ocupan su lugar original.

El segundo molino, conocido como Muíño do Arenteiro también está en estado de ruina en la actualidad. Está situado en el margen derecho del río Arenteiro, muy cerca del puente medieval. Sus características son muy similares al molino anterior.

Muíño da Carauquela
Muíño do Arenteiro
Muíño do Arenteiro

Cada rincón de Pazos de Arenteiro nos recuerda su riqueza histórica y arquitectónica. Es un lugar que necesita ser conservado, pero desafortunadamente, creemos que no recibe la inversión que realmente merece.

9- Pena Corneira

Entre los municipios de Carballeda de Avia, Leiro y Avión, a unos 9 km de Pazos de Arenteiro, se encuentra esta joya natural llamada Pena Corneira, conocida también como el «menhir” de O Ribeiro». Este rincón alucinante, que se eleva hasta alcanzar los 675 metros de altitud, es fácilmente reconocible a lo lejos debido a un peñasco alargado y vertical que corona su cumbre, que le otorga su nombre característico.

Pena Corneira

El cuerno pétreo, un monolito de aproximadamente diez metros que se yergue en vertical, emerge con autoridad entre otras rocas más grandes y se convierte en un punto de referencia visual desde diversos puntos del valle del Avia.

Las rocas y formaciones circundantes son igualmente asombrosas, con una variedad de bolos de formas redondeadas, corredores entre paredes rocosas y otros caprichos erosivos que complementan el paisaje de media montaña, un macizo granítico con una variedad de formas geomorfológicas increíble.

La zona está cubierta principalmente de robles, rebollos, castaños, sauces y alisos, así como alcornoques en zonas bajas y abedules en las altas. En cuanto a la fauna, hay anfibios como el sapillo pintojo, aves como el ratonero común y el agateador común, y mamíferos como la nutria europea y el murciélago grande de herradura.

Pena Corneira
Pena Corneira
Pena Corneira

Explorar Pena Corneira es una aventura que puede realizarse a pie, siguiendo la ruta de senderismo que se inicia en el parque fluvial de Leiro, a unos nueve kilómetros de la cumbre.

También es posible acceder en automóvil hasta el parque forestal cerca de la base de Pena Corneira o al mirador de O Outeiral desde el mismo punto. Estos sitios brindan las vistas más impresionantes de este Monumento Natural, que ostenta el título de ser el más grande de toda la comunidad autónoma.

10- Leiro

En Leiro, no dejéis de dar un paseo por «O Salgueiral», una pintoresca área situada en el margen izquierdo del río Avia, que se ha convertido en un paseo fluvial emblemático en la zona. A lo largo de este apacible recorrido, se atraviesan varios puentes, entre los que están el icónico puente colgante y el elegante puente das Poldras.

Puente colgante de Leiro

En esta localidad, también hay importantes vestigios históricos como la Capela de San Pedro, construida en el siglo XVII o el famoso Monasterio de San Clodio, designado Monumento Histórico Artístico Nacional. En la actualidad, este lugar alberga un distinguido hotel de cuatro estrellas. Los dos claustros del monasterio merecen una mención especial: uno de estilo renacentista y otro de estilo barroco, ambos cautivan con su belleza arquitectónica.

Y, por supuesto, no nos podemos olvidar del puente medieval de San Clodio, declarado Monumento Nacional. Construido en el siglo XV y restaurado en el XVIII, esta imponente estructura presenta tres arcos de medio punto, el central ligeramente apuntado, y un crucero de gran interés en su parte central.

Puente medieval de San Clodio

11- Monasterio de San Clodio

El Monasterio de San Clodio Hotel y Spa es un monasterio cisterciense del siglo XII que ha sido restaurado para convertirlo en un magnífico hotel. Inicialmente hogar de los monjes cistercienses y más tarde de los monjes benedictinos, en la actualidad abre sus puertas para ofrecerte la oportunidad de sumergirte en la paz y la belleza que emanan de sus claustros, sus habitaciones y su entorno natural, en el mismísimo corazón de la pintoresca comarca ourensana del Ribeiro.

Cada rincón de este monasterio habla de épocas pasadas. Con maestría, la restauración ha preservado la belleza y la autenticidad de su arquitectura original.

Monasterio de San Clodio
Monasterio de San Clodio
Monasterio de San Clodio

12- El Templo de Veracruz

Si tienes la oportunidad de visitar O Carballiño, es casi obligatorio conocer el icónico Templo de Veracruz. Esta joya arquitectónica, creada por el renombrado arquitecto Antonio Palacios, es un testimonio de su habilidad para fusionar arte y la religión.

El Templo de Veracruz no es la primera obra religiosa de Palacios en Galicia, ya que previamente diseñó el Templo Votivo do Mar en Panxón, Pontevedra, pero, si duda, es uno de sus proyectos más sobresalientes.

El templo fue construido en 1942 con materiales de la región, principalmente granito y lousa. Su estilo arquitectónico es una fusión de formas y detalles diversos, creando una estética única difícil de categorizar.

El Templo de Veracruz es un auténtico crisol de influencias y estilos, desde la nobleza de los pazos y la solemnidad de los monasterios hasta la grandeza de las catedrales y la elegancia de las iglesias y los castillos. Cada elemento de este templo lleva consigo una carga simbólica, sin duda, un lugar que es todo un emblema expresionista de su época.

Alojamientos en Pazos de Arenteiro y alrededores

Aldea Rural Pazos De Arenteiro. Una opción de alojamiento en el pueblo de Pazos de Arenteiro con 9 habitaciones dobles y 1 suite, repartidas en 3 casas diferentes. SI queréis más información podéis leer ALDEAS RURALES EN GALICIA. 10 OPCIONES CON MUCHO ENCANTO.

Casa Brues en Boborás. Una casita rural preciosa en piedra y madera a 7 km de Pazos de Arenteiro.

Casa dos Ulloa. Es una casa restaurada del siglo XV en Esposende que cuenta con 9 habitaciones. A 11 km de Pazos de Arenteiro.

Perder el Rumbo. Pazos de Arenteiro. Una aldea medieval entre viñedos y robles

👉 Pasarelas del río Mao. Ruta por el cañón de Parada do Sil

👉 10 casas rurales en Ourense con mucho encanto

👉 8 Cabañas en Ourense que no te debes perder

👉 Escapada rural en Galicia. 10 opciones que enamoran

👉 Allariz. 20 lugares imprescindibles y fascinantes

👉 15 lugares qué ver en Ribadavia y alrededores imprescindibles

👉 Descubre la provincia de Ourense

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea. Ver política de privacidad de dinahosting.  Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.