Curiosidades y rincones secretos que ver en Santiago de Compostela

Puesta de sol en Santiago de Compostela. Se ven las torres de la catedral con la luz de la berenguela encendida anunciando el año santo. Curiosidades de Santiago de Compostela, Perder el Rumbo

Nos vamos al noroeste de España, a Santiago de Compostela, una de las ciudades más icónicas y distintivas de la comunidad gallega. Es mundialmente conocida por su famosa catedral, objetivo de millones de peregrinos que se aventuran a realizar el Camino de Santiago.

De hecho, se ha convertido, en uno de los lugares más importantes de peregrinación del planeta que además guarda una ciudad antigua que es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1985.

Sus calles están repletas de infinitas curiosidades y secretos. Hoy os queremos desvelar algunos de ellos y hablaros de rincones con mucho encanto que suelen pasar desapercibidos.

Lugares curiosos que ver en Santiago de Compostela. Secretos y rincones sorprendentes

Santiago de Compostela, tenemos que confesarlo, es nuestra ciudad, así que la disfrutamos y la observamos muchas veces y siempre nos sorprende con algún nuevo rincón o con pequeños detalles en los que nunca nos habíamos detenido. Esconde entre sus calles muchísimos secretos e infinitos recovecos de historia.

En este artículo queremos compartirlos con vosotros para que cuando visitéis Compostela, viajéis más allá de las guías y podáis mirar de una manera diferente esta maravillosa ciudad. Comenzamos!

1- Símbolos de las casas de Santiago

Una de las curiosidades que guardan las calles de Santiago de Compostela, y que podréis observar paseando por la capital de Galicia, son la gran cantidad de símbolos tallados en la piedras sobre los dinteles, laterales de las puertas o en los arcos de los soportales de las casas compostelanas.

Su creación se remonta a la Edad Media, cuando diversas instituciones y cofradías comenzaron a marcar sus propiedades, obtenidas normalmente a través de donaciones. Estas viviendas se alquilaban mediante el antiguo sistema de foros, que consistía en alquileres de larga duración. Debido a ello, las inscripciones en piedra que os vamos a mostrar eran la mejor manera de que quedase constancia a lo largo del tiempo de quiénes eran los propietarios reales de estas viviendas.

Los símbolos que podemos encontrar por la casas de Santiago de Compostela son las siguientes:

El Cáliz

Es un símbolo muy antiguo y arraigado en la cultura gallega debido a la leyenda del santo grial, en la aldea de Cebreiro, la primera etapa del camino de Santiago en Galicia. Es tal su importancia que hoy en día se sigue utilizando en el escudo y en la bandera de la comunidad.
En la época representaba a las casas pertenecientes al ayuntamiento de Santiago de Compostela. Podemos ver varios de estos símbolos en las inmediaciones del ayuntamiento o en la rúa do Rosario, entre otras.

Cáliz
Cáliz

La Concha

El propietario de estos inmuebles era el Cabildo Catedralicio de Santiago. Suele aparecer con las letras S.T.O. y encontramos una gran concentración en la rúa das Hortas.

La concha de vieira es el símbolo de los peregrinos que llegan a Santiago de Compostela. En antiguas culturas, como la cultura griega, estaba asociada con la fertilidad y con la diosa Venus.

Pero… ¿Por qué es el símbolo de los peregrinos? Existen varias teorías. Hay quien dice que proviene de la costumbre que tenían los caminantes de utilizar una de estas conchas para beber agua de los arroyos.

Otra teoría surge de una leyenda, en la que un caballero que paseaba a caballo por la orilla del mar divisó un barca que luchaba contra el fuerte oleaje. Una de esas grandes olas arrastró al caballero al fondo del mar, pero, de repente, una extraña y poderosa fuerza lo devolvió a la playa cubriéndolo a él y a su caballo de conchas de vieira. Allí fue cuando pudo ver que la barca, que estaba ahora a su lado, en la arena, era la que transportaba los restos del Apóstol Santiago.

A partir de aquí la concha se asocia con el Apóstol y es un símbolo de buena suerte, aunque también se le atribuyen otras muchas propiedades a la vieira, una de ellas la afrodisíaca.

La Concha
La Concha

El Pino

El símbolo del árbol con dos letras, S M, pertenece al convento de San Martín Pinario. Podemos encontrar varias en la principal vía de entrada de los peregrinos, la rúa de San Pedro.

El Pino
El Pino

Escudo con estrellas

Estas viviendas correspondían a la Universidad compostelana. Su escudo representa a Alonso de Fonseca, fundador de dicha institución.

Escudo con estrellas
Escudo con estrellas

La Cruz

La encontraréis en las viviendas que eran propiedad del Hostal de los Reyes Católicos.

Cruz
Cruz de piedra

Paloma

Las propiedades con este símbolo pertenecían a la Cofradía del Espíritu Santo. En las inmediaciones de Porta Faxeira y Plaza de Cervantes se pueden encontrar varios. Hay una gran concentración en la rúa do Espíritu Santo.

Paloma
Paloma

Gallina

La gallina se asocia a las propiedades de la Colegiata del Sar, aunque su origen no está muy claro.

Gallina
Gallina

Cruz dominica

Este símbolo, muy poco abundante, está asociado a Santo Domingo de Bonaval. Podemos encontrar uno en rúa Travesa y otro en la rúa de Bonaval. Es una mezcla entre la cruz griega y la flor de lis.

Cruz dominica
Cruz dominica

Blasón Mercedario

Era propiedad de la orden Santa María de la Merced. Está compuesto por un escudo cortado, la cruz de la orden de la Merced y cuatro barras en la parte inferior. Es muy poco frecuente, pero hemos encontrado uno en rúa da Acibechería.

Si encontráis alguno más no dudéis en decírnoslo, nos encantará visitarlo.

Blasón Mercedario – Rúa da Acibechería

2- «O Carallo 29»

Y hablando de foros no vamos a la expresión «O Carallo 29«. Esta expresión es utilizada en Galicia cuando no te crees lo que te están contando, cuando quieres zanjar una conversación bruscamente o cuando algo te parece inútil o decepcionante. ¿Sabéis de dónde viene esta expresión? Nosotros creíamos tenerlo claro hasta que la diputación de Pontevedra, más concretamente desde la web de Patrimonio Documental y Bibliográfico, sacó a la luz en 2020 una nueva teoría a raíz de un contrato de foros que encontraron en el archivo.

Según esta versión, los pactos de arrendamiento por el sistema de foros, que hablamos en el punto anterior, tenían unas duraciones que fueron variando con el paso de los siglos. Desde contratos con duración perpetua, hasta contratos más reducidos que duraban «vidas de 3 voces o de 3 reyes y de 29 años». Vidas de 3 voces se refería a tres generaciones de foreros y 3 reyes a la sucesión de tres reyes en el trono y 29 años. Parece ser que fue por aquellos años cuando a raíz de este contrato se popularizó la expresión «O carallo 29» que ha perdurado hasta nuestros días.

La otra versión referente al carallo 29 está relacionada con el artículo 29 de la ley electoral de 1907, donde un candidato de un distrito era elegido directamente sin elecciones si sólo se presentaba él. Parece que el fraude electoral estaba servido, y más en una sociedad donde el caciquismo estaba presente en cada esquina. El cacique trataría de hacer lo posible para que sólo se presentará el candidato que más le convenía. De ahí que la población le diera el nombre de «o carallo 29» a este fraudulento y decepcionante artículo electoral.

Independientemente de todo esto, en algunas calles de Santiago de Compostela hay unos guardacantones que evitaban que los carros rozasen con las esquinas de las casas. Algunos de estos guardacantones tienen forma fálica (de carallo, en gallego) por lo que mucha gente empezó a relacionarlo con el «carallo 29«. Concretamente el que se encuentra en una esquina de la rúa de Santo Agostiño intersección con rúa Travesa. La rúa Travesa acaba en el número 27 y si continuara este guardacantón estaría en el 29.

En la rúa San Miguel dos Agros y su intersección con la rúa da Algalia de Arriba se encuentra otro «carallo» ubicado cerca del número 29. De todas formas, también puede significar que en la actualidad ya son inútiles, ya que la función que cumplían en origen ya no es necesaria….

¿Qué os parece? ¿Qué teoría creéis que tiene más sentido?

O Carallo 29
O Carallo 29

3- Gárgolas

Seguimos de paseo por el casco histórico de Santiago de Compostela revelando muchas de las curiosidades que guarda entre sus muros. Está vez toca levantar la mirada para descubrir las maravillosas gárgolas que inundan las fachadas de los edificios de la zona vieja.

El mayor número de gárgolas se concentran en torno al Hostal de los Reyes Católicos y al Monasterio de San Martín Pinario, aunque podemos encontrar varias en diversos edificios de la zona antigua.

En el Monasterio de San Martín Pinario podemos encontrar gárgolas en forma de perros, jabalíes, carneros, figuras fantásticas, sirenas, arpías y también seres mitológicos gallegos como las lumias. Estos últimos son seres con caras de bella mujer y cuerpo de dragón. También encontramos en este edificio a una mantícora. Hay que tener cuidado con ellas pues si las miráis a los ojos estaréis perdidos.

La misión de las gárgolas no sólo era la de embellecer y proteger los muros de las salida de agua de los tejados, si no también la de proteger los edificios, es decir, de aterrorizar a cualquier amenaza que viniera del exterior.

En el Hostal de los Reyes Católicos encontramos también una serie muy dispar de figuras fascinantes. Figuras fantásticas, fieras, grifos e incluso personajes humanos en posturas casi imposibles evacuando el agua de la lluvia por sus partes más íntimas.

Otro de los lugares imprescindibles para disfrutar de las gárgolas es el Claustro de Fonseca donde los escultores de la época dieron rienda suelta a su imaginación con glifos y reptiles con cuerpos de pájaros. Entre todos ellos destaca un ángel que se encuentra como una anomalía entre tanto monstruo.

Si queréis conocer un poco más de estas fantásticas figuras podéis realizar el Tour de las gárgolas por Santiago de Compostela donde podréis descubrir varias de las más representativas, al igual que conocer todo el simbolismo y significado de cada una de ellas. Es uno de los tours más recomendables y sorprendentes de Santiago.

Pazo de Fonseca
San Martín Pinario
San Martín Pinario
San Martín Pinario
Hostal de los Reyes Católicos
Hostal de los Reyes Católicos
Ángel de Fonseca

4- Las chimeneas barrocas

Seguimos alzando la vista para observar otra de las curiosidades de Santiago de Compostela que se encuentra en las alturas. Esta vez nos fijamos en la gigantes chimeneas que salpican los tejados de la zona vieja. Esta chimeneas barrocas rompen por completo con la armonía de la ciudad, ya que son de gran tamaño, sobre todo en edificios de relevantes.

Incluso muchas casas pequeñas de la zona antigua tienen chimeneas enormes. ¿Por qué?, ¿Cuál es el motivo de su gran tamaño? La chimenea era un símbolo de riqueza, de importancia y alto nivel económico. A mayor chimenea mayor cocina, a mayor cocina, mayor poder adquisitivo.

Si os fijáis por el casco viejo e incluso en el extrarradio veréis varias casas con chimeneas de gran tamaño.

Chimenea Casa de la Parra
Chimenea Casa de la Conga

5- Calles estrechas de Santiago de Compostela

Tan solo hace falta un pequeño paseo por la zona vieja de Santiago de Compostela para descubrir algunas de las calles más estrechas de la ciudad. Una de las más famosas es la del Callejón de Entrerruas con 90 cm de ancho.

Esta angosta calle comunica la rúa do Vilar con la rúa Nova. En la mitad de su trazado se encuentra una pequeña plaza con dos restaurantes. Llama la atención por lo estrecha que es y también por sus piedras numeradas, posiblemente fruto de una obra en el piso de la calle.

Otra de las calles que destaca por su reducido tamaño se encuentra en la zona de Casas Reais. Es la Rúa Oliveira con 75 cm de ancho en su tramo final. Esta calle comunica a rúa Travesa con ruela da Oliveira.

En esta misma calle se encuentra otra de las curiosidades diminutas de Santiago de Compostela, la ruela de Sal se Podes (sal si puedes). Si os adentráis en ella daréis a una plaza que parece sacada de un decorado de cine y que alberga, desde hace muchos años, la terraza de un pequeño y fabuloso restaurante compostelano.

Y ya que hablamos de calles curiosas en Santiago de Compostela citamos la rúa de Caramoniña por su encanto y ubicación. Esta calle pegada al muro del Parque de Bonaval tiene un encanto especial, ya que su empedrado, la vegetación que la rodea y sus casas abandonadas nos sitúan en un lugar por el que parece no haber pasado el tiempo. Existe un proyecto para su rehabilitación que pondría en valor este bonito, olvidado y maravilloso rincón de Compostela.

Rúa Oliveira
Callejón de Entrerruas
Callejón de Entrerruas
Callejón de Entrerruas

6- Bancos de Sargadelos

Normalmente estos bancos de los que os vamos a hablar pasan muy desapercibidos. Se sitúan en el paseo central de la entrada de la alameda y guardan un secreto que no es muy conocido.

Constan de dos partes, una de piedra y una de fundición. La piedra se le encargó a Manuel de Pardo y Vallo, arquitecto compostelano creador de la fachada del Teatro principal, y la parte de Fundición que se encargó a la fábrica de Sargadelos.

Sí, habéis oído bien, son bancos de Sargadelos. La fábrica de Sargadelos en sus orígenes se dedicaba tanto a la siderurgia como a la porcelana. La fundición cerró en 1875 pero antes de su cierre se encargó de realizar estos maravillosos respaldos para los bancos de la alameda santiaguesa.

La decoración que se eligió está compuesta por escenas lúdicas de niños tocando un instrumento y ardillas a su alrededor observando y escuchando su música, todo ello adornado con motivos vegetales.

Estos respaldos dividen el banco en dos por lo que se puede sentar de un lado y del otro.

Banco de Sargadelos
Banco de Sargadelos
Banco de Sargadelos

La alameda de Santiago de Compostela guarda otros secretos y rincones que merecen ser visitados como el sorprendente Banco de los Susurros.

Este banco, en forma semicircular, está situado enfrente del palco de la música. Fue construido para que los compostelanos pudieran disfrutar de la banda municipal sin bloquear el paso de los transeúntes. Pero sus características acústicas fueron forjando su leyenda. Cuentan que en él se comunicaban los amantes prohibidos, pues de un extremo a otro del banco se puede escuchar la voz baja como un susurro en el oído.

Paseando por este espacio natural que nos brinda la ciudad de Santiago de Compostela nos encontramos otro rincón muy especial: el árbol de los enamorados. Este eucalipto de más de 120 años de antigüedad y 45 metros de altura, es uno de los primeros ejemplares de esta invasora especie plantados en Galicia. Está incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de Galicia. En su base se encuentra un banco circular con una de las mejores vistas a la ciudad, que lo convierten en un lugar perfecto para una declaración de amor para los más románticos.

Otro de los árboles con historia de la alameda de Santiago de Compostela es el que Eva Perón plantó en su visita en el año 1947. Esta especie de abeto, Abies nordmanniana, también forma parte del Catálogo de Árboles Singulares de Galicia, junto con otro tilo con más de 100 años de antigüedad que también se encuentra en la alameda.

Además de sus tesoros naturales la alameda guarda algunas esculturas a lo largo de sus ocho hectáreas donde destacan la figura de Valle Inclán, Rosalía de Castro, García Lorca y la de Las Dos Marías, dos hermanas incomprendidas en su época por romper con las normas establecidas.

Coralia y Maruxa Fandiño salían de paseo todos los días a las 2 de la tarde para flirtear con los estudiantes, aunque más bien sus paseos eran un acto valiente de rebeldía y libertad. Sufrieron un maltrato social y político, se les trato de locas por ser diferentes y aportar color a la vida. Hoy en día son todo un símbolo de la ciudad.

Las dos Marías
Banco de los susurros
Árbol de los enamorados
La Perona

7- Tableros de juegos grabados en las piedras

Seguimos de paseo por las calles de Compostela llenas de historia y secretos que en ocasiones nos pasan totalmente desapercibidos. Este el caso de los casi doscientos tableros de juegos medievales esparcidos por Santiago de Compostela.

Toca agudizar los sentidos y fijarse en unos pequeños agujeros que forman un patrón simple y que nos recuerda a un tres en raya.

Estos testigos antiguos nos desvelan una parte de la historia lúdica de la ciudad de Santiago de Compostela y nos muestran una parte más humana de sus habitantes.

Casi la totalidad de tableros encontrados se ubican en espacios públicos, sobre todo en la entrada de iglesias, atrios y bancos cercanos, donde era más probable la aglomeración de gente. Se encuentran habitualmente en las esquinas y partes menos concurridas para no molestar a los transeúntes.

La creación de estos tableros se remonta a tiempos medievales, aunque la mayoría de los que vemos por Santiago posiblemente son de época barroca.

Fueron descubiertos por la asociación cultural Colectivo A Rula y gracias a la aportación de Lito Sende y su hermana Gloria tras publicar unas fotografías en redes sociales de los tableros ubicados en las escalinatas de La iglesia de Santa Clara.

Plaza del Obradoiro
Plaza del Obradoiro
Plaza de Mazarelos
Banco rúa de San Roque

8- Biblioteca América

Otra de las curiosidades y secretos de Santiago de Compostela se encuentra en el Palacio de Fonseca, actual Biblioteca General de la Universidad. Hablamos de la Biblioteca América.

Esta biblioteca tiene su origen el 1904. Su creación fu impulsada por el emigrante gallego Gumersindo Busto con el objetivo de crear un puente cultural entre América y Europa. El fondo que alberga la Biblioteca América se creó a través de donaciones, intercambios y compras a lo largo de los años, proceso que aún se sigue realizando en la actualidad.

Nada más traspasar la puerta que da acceso a esta joya nos quedamos totalmente impresionados. Los libros se encuentran descansando en una preciosa estantería barroca procedente de San Martín Pinario.

Pero no sólo hay libros en este preciosa estancia, también guarda una pequeña colección de objetos de origen americano como lanzas, patucos indígenas, cerámica, arcos, cuchillos, monedas, banderas, etc… que nos trasladan de lleno al «Nuevo Mundo».

En los más de treinta y siete mil volúmenes de esta colección multidisciplinar y enciclopédica se encuentran revistas, folletos, libros de botánica, medicina, derecho e importantes colecciones de cartografía, flora, fauna y minerales. En la relación con esto podemos encontrar en el Museo de Historia Natural de Santiago de Compostela una importante colecciones de minerales y flora.

Una de las piezas más relevantes de la colección es el Libro de las horas de Fernando I de León datado en el año 1055. Es el libro más antiguo que existe actualmente en Santiago de Compostela, incluso 100 años más antiguo que el Códice Calixtino. Para evitar su robo o deterioro se encuentra custodiado en una cámara acorazada. En la biblioteca podemos observar un facsímil creado con el motivo del V centenario de la Universidad de Santiago de Compostela.

En esta magnífica biblioteca destacan también 16 bustos de políticos e intelectuales relevantes de finales del XIX y principios de XX. Tristemente, entre todos ellos no figura ni una solo mujer, esperemos que en próximas remodelaciones se incorpore alguna, porque ha habido muchas mujeres relevantes en la historia y la cultura americana.

La biblioteca se puede visitar por un módico precio en grupo o individualmente. Información y compra de entradas aquí.

Biblioteca América
Biblioteca América
Libro de las horas de Fernando I de León
Biblioteca América
Biblioteca América

9- Trampillas en las calles compostelanas

Paseando por los soportales de la calles compostelanas observamos en alguno de sus tramos unas pequeñas estructuras cuadradas que comunicaban con el piso superior.

Estas trampillas han ido desapareciendo pero aún podemos encontrar algunas en la rúa Nova o en la rúa do Vilar. Torrente Ballester o Alejandro Pérez de Lugín ya hablaban de ellas en su obras.

Alejandro Pérez de Lugín escribía «En los pisos de muchas casas se abren unas pequeñas trampas que sirven de observatorio a los vecinos. Desde abajo se adivina a la familia, sentada en corro alrededor de la mirilla, señalando a los transeúntes para caer sobre ellos con el hacha de las lenguas».

Estás trampillas no sólo las encontramos en Santiago de Compostela, ya que también son típicas de otras ciudades antiguas donde existen soportales. Últimamente las hemos encontrado en la ciudad palentina de Aguilar de Campoo, donde presentan las mismas características.

También cuentan que eran utilizadas para escuchar la música callejera, para observar quien paseaba por la ciudad e incluso para inmiscuirse en alguna conversación privada… así que mucho cuidado con lo que decís cuando paséis por su lado…

Trampillas Santiago de Compostela
Trampillas Santiago de Compostela
Trampillas Santiago de Compostela

10- La única escalera triple helicoidal del mundo

En el antiguo convento de Santo Domingo de Bonaval, sede actual del Museo do Pobo Galego, se encuentra una de las escaleras más sorprendentes de Santiago de Compostela y, quizás, del mundo. Fue construida entre finales del siglo XVII y principios del XVIII por el Maestro Mayor de la época en la Catedral de Santiago, el arquitecto Domingo de Andrade.

Esta escalera triple helicoidal sin precedentes demuestra el máximo nivel de virtuosismo de un gran maestro, realizando una obra de gran belleza y con una resolución técnica de lo más ingeniosa.

Las tres rampas que la componen nos conducen a diferentes pisos del edificio, las dos primeras a salas de exposiciones y la tercera a la linterna superior que da acceso a la cubierta.

La escalera está rematada en su parte exterior por una barandilla de hierro, que según varios estudios podría ser posterior a la terminación de la misma, pues el contrato de la obra eximia al constructor de poner barandilla si se optaba por la llamada escalera «caracol de mallorca«.

Como si de una ilusión óptica de Maurits Cornelis Escher se tratase, al observarla cuesta distinguir el trazado de cada una de sus secciones. Es una maravilla que, sin duda, no os debéis perder y, por supuesto, tampoco debéis dejar de visitar el Museo do Pobo Galego, un lugar muy didáctico y sumamente interesante.

En la iglesia del antiguo convento de Santo Domingo de Bonaval está enterrada una de las autoras gallegas más universales: Rosalía de Castro. En el interior de la iglesia se encuentra ubicado el panteón de gallegos ilustres donde también se encuentran Castelao, Ramón Cabanillas, Francisco Asorey, Alfredo Brañas y Domingo Fontán.

Escalera triple helicoidal- Santo Domingo de Bonaval
Museo do Pobo Galego e Iglesia de Santo Domingo de Bonaval

11- Campanario de San Xoán

Escondido en una pequeña calle de Compostela, de nombre homónimo, se encuentra el campanario de San Xoán. Es un campanario exento y único en Santiago de Compostela, de reducidas dimensiones y adosado a varias viviendas.

Si no se conoce su existencia suele pasar desapercibido y es bastante difícil divisar su espadaña a dos aguas rematada por un cordero de dios y una cruz de hierro, que probablemente, según varios historiadores, sean del siglo XI.

El campanario primigenio ha desaparecido y el actual, seguramente, data del siglo XVII – XVIII.

Entre las curiosidades y leyendas de este campanario se dice que un cura perezoso lo mandó construir ahí para poder llamar a los fieles desde su cama.

Otra dato curioso es su ausencia de campanas, que según cuenta la leyenda se trasladaron a San Martín Pinario. Incluso existe una canción popular que nos narra este suceso:

Las campanas de San Juan,
desde que están en San Martín,
no cesan de decir dan-din,
siempre repiten din-dan.
Y diz que así siempre estarán
repitiéndolo hasta el fin:
que nos quiten de San Martín
y nos vuelvan a San Juan

El campanario pasó a manos privadas ante la inactividad de la iglesia para solucionar los problemas de humedades procedentes de la espadaña que afectaban a la vivienda contigua.

Después de la compra la propietaria decidió restaurarlo con mucho mimo y rigor manteniendo la estructura original.

El campanario de San Xoán se puede visitar pero al ser una propiedad privada no tiene unos horarios fijos y todo dependerá de la disponibilidad del momento. Se cobra entrada y podéis concertar una cita escribiendo al mail que se encontraréis en la página Campanario de San Xoán.

Campanario de San Xoán

12- Arco de Mazarelos

En la época medieval Santiago de Compostela estaba rodeada de un muralla con torres de defensa de casi 2 kilómetros de perímetro. Fue construida en el siglo XI por orden del Obispo Cresconio.

Esta muralla ha desaparecido pero se sabe que había siete puertas que daban acceso a la ciudad. De estas siete puertas solo queda en pie la del Arco de Mazarelos, las demás como Porta do Camiño, Porta Faxeira, Porta da Mámoa, Porta da Pena, Porta da Trinidade y Porta de San Francisco han desaparecido.

La plaza de Mazarelos era un mercado muy importante de la ciudad y por su arco entraban los mejores vinos de las comarcas del Ulla y Ribeiro, así como cereales de Castilla, entre otros muchos productos.

Porta de Mazarelos

13- La virgen embarazada

De la importancia de la Virgen María en las representaciones religiosas no hay ninguna duda. La virgen siempre ha sido el máximo exponente de la maternidad, pero… ¿Por qué entonces hay tan pocas representaciones de la virgen embarazada?.

Existen algunas de gran valor artístico como la Virgen del parto de Piero della Francesca, que alcanzó mucha popularidad en el siglo XV, o la Virgen de la O. Y es que hubo una época en que la representación de la virgen embarazada no suponía ningún problema, pero todo esto cambiaría en el siglo XVI, con la Contrarreforma.

En la vigésima quinta sesión del Concilio de Trento, en un afán de reforzar el cristianismo, se quiso acabar con las representaciones que se acercan a la naturaleza humana para hacerla más simbólica e iconográfica.

Así se acordó que: «no se pinten ni adornen las imágenes con hermosura escandalosa» «El pintor no debe perturbar el ánimo de los espectadores, sino elevar el corazón sencillo del pueblo con imágenes adecuadas que exalten a la iglesia triunfante y dejen clara y brillante su grandeza frente a las continuas miserias terrenales».

Empezaban así a desaparecer de los espacios públicos representaciones de la virgen embarazada. Pero, por motivos desconocidos o porque realmente pasa desapercibida para el transeúnte, tenemos una en Santiago de Compostela. Se sitúa en el número 31 de la rúa Nova, en la iglesia románica de Santa María Salomé.

Esta escultura es de una gran calidad artística y con un exquisito detalle en sus vestiduras, muy poco común en la tallas del románico.

Virgen embarazada – Iglesias Santa María Salomé
Virgen embarazada – Iglesias Santa María Salomé

14- Tiendas singulares de Santiago de Compostela

Santiago cuenta, aunque han disminuido muchísimo en los últimos años, con una gran cantidad de tiendas que destacan por ser establecimientos con una larga trayectoria comercial. Pasados los años han ido desapareciendo y hemos ido perdiendo un elemento muy importante de la historia de la ciudad, los comercios tradicionales.

Atrás quedan establecimientos como el Arca de Noé, conocida popularmente como Pepe Caralladas, La Cerería, Librería Gali, La Casa del Fumador, La Rabeada, Chocolates Raposo, El Bazar de Frenando Villa, Las Tres B.B.B, Bazar Delfín, Fábrica de Chocolates la Compostelana, Imprenta la Comercial, Ferretería Casas Chico, El Asesino, Reparaciones Casa Rama, Cafe Derby, Limpiabotas Salón Celta, A Zoquería, La Fábrica de Paragüas, Sastrería Juan Deus, Maside, Casa de los Quesos, Droguería Perez Labarta y Ultramarinos Alejandro Castro Crespo. Veintidós locales, algunos con más de 100 años de vida, que en la actualidad sólo existen en el recuerdo de los compostelanos.

Por suerte, todavía hay algunos que subsisten y que se mantienen abiertos luchando contra viento y marea. Entre ellos encontramos:

Docobo

Este pequeño bazar que se encuentra en el Rúa do Villar nº 74. Lleva 72 años sorprendiendo y entreteniendo al transeúnte con sus cartulinas personalizadas para cada artículo que expone. Un trabajo de marketing manual que nos roba una sonrisa al observarlos detalladamente y leer sus comentarios.

En la apertura de la tienda, en 1950, Manuel Docobo y Purificación Durántez tenían un lema:» Casi seguro que tenemos lo que usted busca», nos cuenta con orgullo su hijo Ricardo.

Los artículos que se encuentran en esta tienda son de lo más variopinto y en ella podemos comprar desde detallitos de recuerdo de Santiago como mecheros, rosarios, llaveros, figuras del apóstol hucha hasta artículos de papelería que fueron el origen de su actividad comercial.

Durante su larga historia esta tienda se ha ido adaptando hasta convertirse en lo que es hoy día. No hay mejor descripción que la que aparece en un folleto de promoción del comercio creado en año 1999 por el consorcio de Santiago de Compostela «Un auténtico museo del regalo original. Un museo vivo dedicado al culto de la espontaneidad, del acopio, del desorden magnífico y el fetiche inesperado…«

Atrás quedan anécdotas y pequeños grandes detalles como cuando su padre exponía cada día una página diferente de un cómic de Tintín en el escaparate, para que los niños pudieran disfrutar de él.

Un gran comercio con personalidad propia y mucha retranca, no dejéis de visitarlo. Además muy pronto Docobo cerrará sus puertas, así que no perdáis la oportunidad de guardar un detallito en vuestra casa de esta tienda de recuerdos que ya es parte de la memoria social de Santiago de Compostela. La echaremos muchísimo de menos.

web: docobo.es

Docobo
Inauguración Docobo 1950
Docobo
Docobo
Docobo
Docobo
Docobo

Riande

Este comercio de moda de hombre abrió sus puertas en 1920. El primer propietario de la tienda, que en aquel entonces se llamada «Buen Gusto» fue un hijo del escritor Alejandro Pérez de Lugín. Gracias a sus conexiones con Buenos Aires fue unos de los primeros establecimientos en introducir trajes confeccionados en el mercado. Más tarde, la familia Riande compró el establecimiento y ya van por la tercera generación familiar que atiende con mucho mimo a clientes que saben apreciar las piezas de ropa de calidad.

Después de 102 años de trabajo por aquí han pasado personajes de gran renombre como Gonzalo Torrente Ballester, Valle Inclán, Antón Fraguas, Laxeiro, Norman Fostex o Paul Auster y su hija Sofía entre otros.

Confecciones Riande
Confecciones Riande
Confecciones Riande

Sombrerería Iglesias

En el número 34 de la rúa do Vilar se encuentra otro conocido comercio compostelano, la Sombrerería Iglesias. Es la única tienda dedicada en exclusiva a este producto en Santiago de Compostela. Abrió sus puertas al público hace 102 años. En sus comienzos se dedicaban a la sastrería, hasta que Celestino Iglesias decidió sacar el patrón de un sombrero y empezar a producir los suyos propios.

Tres generaciones después, los hermanos Iglesias, Tino y Andrés, siguen vendiendo sus productos que destacan por ser de primerísima calidad nacional. Ya no se dedican a la producción propia pero trabajan con las mejores fábricas españolas de confección de sombreros, boinas, gorras y viseras.

Por este establecimiento han pasado gente tan importante como Castelao, Valle Inclán o Pavarotti. De todas formas, Tino nos deja claro que para él todo cliente es igual de importante, al preguntarle cómo va el negocio, nos responde con retranca: ¡Vivimos de gorra, y pocos pueden alardear de eso!

El lema de la tienda es: “Si no le gusta o no lo va a usar, no lo compre”, el sombrero o visera tiene que lucir en la cabeza y no en un armario. 

Si habéis estado en Santiago de Compostela y no pudisteis comprar ese fantástico sombrero Panamá para lucir en verano, ahora tenéis la oportunidad de hacerlo desde vuestra casa, porque los tiempos cambian pero en en esta tienda el producto se mantiene.

web: sombrereriaiglesias.es

Sombrerería Iglesias
Sombrerería Iglesias

Comercial Julio Tojo

Otra de las tiendas históricas de la zona antigua de Santiago de Compostela, con nada menos que 109 años de existencia, es este local ubicado en la rúa de Calderería 34. Lo inauguró Don Julio Tojo Fernández, que se arruinó dos veces en el transcurso de su historia. Una de ellas con la Primera Guerra Mundial y otra con la Guerra Civil española. Pero esto no fue motivo para abandonar el negocio, sino para reforzarse y seguir adelante.

Inicialmente vendían zapatos pero por las consecuencias de la guerra y por falta de materia prima se reinventaron y empezaron a vender menaje de hogar. Este formato se mantuvo hasta que la emigración masiva desplazó este producto para dar cabida a las maletas y baúles. De la época de la zapatería no mantienen ningún producto pero de la época del menaje aún se siguen vendiendo tijeras y lámparas.

Como nos explica Cristina Tojo, tercera generación a cargo de la tienda, «hay que ir adaptándose a los cambios y mantener el nivel de calidad del producto que vendemos«.

Comercial Julio Tojo
Inauguración en 1913

Ultramarinos Cepeda

Ubicado en la bulliciosa plaza de Cervantes este ultramarino ha estado nutriendo de productos a los compostelanos desde el 1888. Ni los supermercados ni las grandes cadenas han podido con este pequeño ultramarinos donde por encima de todo prima la calidad de producto y la relación humana y de proximidad.

A lo largo de los 134 años de historia las cosas han cambiado mucho. Hoy día, como nos explica José Luis Cepeda, ya casi todo viene envasado, pero aún podemos encontrar en Cepeda productos a granel de una gran calidad como el mix de especies que prepara en el local para la elaboración de los callos o las deliciosas frutas escarchadas.

Otro producto estrella son las láminas de bacalao islandés. Y cuando llega la Navidad los empiñonados, turrones y polvorones son los productos más vendidos. No nos cabe duda de que Cepeda es sinónimo de calidad y amor por su trabajo. Desde Perder el Rumbo esperamos que la tradición y la subsistencia de la tienda dure otros 100 años más.

Ultramarinos Cepeda
Ultramarinos Cepeda
Ultramarinos Cepeda

Quiosco del Toural

Este pequeño y llamativo quiosco que se encuentra en la rúa Nova nº 52 y lleva vendiendo prensa y revistas desde principios del siglo XX.

Más de un siglo al filo de la noticia entre estas cuatro paredes de madera. Fueron uno de los primeros lugares en Santiago donde se vendía prensa internacional, aunque en la actualidad ya no se comercializa.

Ya van tres generaciones atendiendo este quiosco desde que Miguel Eleazar Rodriguez comprara el negocio a principios del siglo XX. Eva, su nieta, al frente de él en la actualidad junto con su hermana, nos cuenta que la aparición de las nuevas tecnologías han influido mucho en las ventas, con un bajón tremendo en el año 2008 que se acentuó aún más en el 2012. No tienen pensado abandonar el quiosco y seguirán manteniendo un pulso a la prensa digital. Deseamos que sigan ahí por mucho más tiempo pues es un lugar que crea ciudad y forma parte de ese Santiago que tenía su personalidad propia y que todos estos negocios nos ayudan a recordar.

Quiosco del Toural
Quiosco del Toura

Farmacia Bescansa

La farmacia de Bescansa es otro de los establecimientos que lleva más de 100 en la ciudad. Fue fundada en el 1843 por el Doctor Antonio Casares, primer titular de la Cátedra de Química en la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela.

Tenían laboratorio para la fabricación de sus propios productos, como el crecepelo, que se hizo muy popular a finales del siglo XIX. De todas formas, su producto estrella, que los hizo muy famosos a nivel nacional, fueron sus laxantes que fueron los primeros que se vendían en forma de grageas. Toda una novedad en la época!

La botica está ubicada en un edificio del siglo XVIII. Parece que no ha pasado el tiempo por estas paredes. La farmacia Bescansa ha sabido adaptarse muy bien a los tiempos modernos sin perder la esencia de sus comienzos.

El techo, así como el friso que lo rodea y las columnas de los estantes, están tallados en madera de castaño con motivos vegetales. Una colección de albarelos y morteros decoran las paredes de la sala principal y, aunque pueden pasar desapercibidos durante el día, la fachada posee dos faroles granadinos que tintan de color sus paredes por la noche, todo un gran pequeño detalle.

Después de siete generaciones de farmacéuticos, Flores Bescansa es la primera mujer al frente del negocio y esperamos que siga curándonos y aliviándonos por muchos años más.

Farmacia Bescansa
Farmacia Bescansa

Mapa de curiosidades y rincones secretos en Santiago de Compostela

Mapa de símbolos de propiedad en Santiago de Compostela

Mapa de juegos medievales en Santiago de Compostela

Perder el Rumbo. Curiosidades y secretos que ver en Santiago de Compostela

👉 Playas cerca de Santiago de Compostela

👉 10 mejores hoteles con encanto en Santiago de Compostela

👉 20 Alojamientos originales en el Camino de Santiago con mucho encanto

👉 Free tours en Galicia. Visitas guiadas gratuitas en Galicia

👉 10 maravillosos hoteles en la Ribeira Sacra

👉 8 cabañas con jacuzzi en Galicia

👉 Alojamientos originales en Galicia

👉 Descubre Galicia

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea. Ver política de privacidad de dinahosting.  Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.