Costa da Vela. Un rincón salvaje en las Rías Baixas

Costa da Vela. Rías Baixas

El Espacio Natural de Costa da Vela se sitúa entre las Rías de Vigo y Pontevedra, en la península del Morrazo, en Galicia. Comprende la franja de litoral que se extiende desde Punta do Couso hasta cerca de la población de Nerga. Es un reino de pinos, faros y arena rodeados por el océano Atlántico. El rey es el mítico Monte do Facho, un antiguo castro y santuario celta. Estamos en plena costa virgen en medio de la civilización, las vistas son de una belleza espectacular.

En la Costa da Vela, declarada Lugar de Interés Comunitario (LIC), podremos disfrutar de maravillosas rutas junto al mar y de unas puestas de sol realmente inolvidables.

Costa da Vela. Rías Baixas. Galicia

Qué ver y qué hacer en la Costa da Vela. Rías Baixas

Nos situamos en la parte más occidental de la península del Morrazo, en las Rías Baixas gallegas. Verdes sendas bordean los acantilados, calas y playas paradisíacas adornan la costa. En el horizonte podemos observar las Islas Cíes y de Islas Ons, la panorámica que nos muestra este rincón de Galicia es extraordinaria.

Nosotros hemos estado en infinidad de ocasiones, de hecho una mitad de Perder el Rumbo pasó su infancia en esta costa. Ahora es una zona bastante turística pero únicamente en Julio y Agosto. Los meses de Junio y Septiembre son ideales para disfrutar de este paraje ya que no hay mucha gente y podréis visitarlo sin aglomeraciones y con un clima templado.

👉 Cámaras ligeras para viajar

Cabo Home. Costa da Vela. Rías Baixas


El Cabo Home es el mejor centinela del Atlántico y de las Islas Cíes, ya que es el lugar más próximo a ellas desde tierra. Para acceder a Cabo Home hay que tomar la pista forestal que recorre a Costa da Vela. Este sendero comienza en el mirador de la famosa Caracola en Donón. Es una pista de tierra en la que pueden circular todo tipo de vehículos. El punto de referencia es pues A Buguina, escultura en forma de caramujo, obra de Lito Portela. En seguida la veréis, sobre todo en temporada alta, no pasa desapercibida. Suele estar repleta de gente al atardecer haciéndose fotografías.

A Buguina
Costa da Vela. Rías Baixas
A Buguina
Costa da Vela. Rías Baixas

Cuenta la leyenda que las rocas afiladas de Cabo Home son las púas de una criatura mounstruosa que emergió del mar y amenazó con devorar a todos los habitantes de Hío. Finalmente un guerrero llamado Oridón acabó con aquel gigantesco monstruo y las gentes de la zona pudieron descansar tranquilas. Como todo lugar de tragedias este rincón alberga una gran cantidad de historias sobre todo tipo de seres fantásticos causantes de naufragios.

El faro de Cabo Home es una de las torres baliza más altas de todo el litoral gallego. Fue construido en el año 1853. Tiene forma cilídrica y alcanza los 18 metros de altura.

Cabo Home cuenta con agrestes acantilados. Caminar por su entorno es una delicia. Naturaleza en estado puro. Sólo se escucharéis el sonido de las olas al batir con las rocas.

Cabo Home
Costa da Vela. Rías Baixas
Cabo Home
Costa da Vela. Rías Baixas

Faro de Punta Robaleira

Este faro achatado y de color rojo es uno de los más fotografiados de esta costa. Desde luego es un faro diferente a los habituales de Galicia, más altos y esbeltos. Es una torre cilíndrica de piedra construida en 1918. Para llegar a este faro y al de Cabo Home se puede dejar el coche en el parking de la playa de Melide y después caminar unos 15 minutos hasta él.

Al lado del faro podemos observar una cruz de piedra en recuerdo de Pepe Ruíz, un pescador que fue arrastrado por las corrientes y murió en el naufragio de su embarcación.

Faro de Punta Robaleira
Costa da Vela. Rías Baixas

👉 Libros de viaje

Faro de Punta Subrido

Es el tercero de los faros que regulan la entrada de embarcaciones en la ría de Vigo desde la Costa da Vela. Es muy parecido al faro de cabo Home aunque solamente tiene dos pisos, en vez de tres como el anterior. La torre también es cilíndrica, en color blanco y con un tono azul en su base. Mide 13 metros y está construido a 53 metros sobre el nivel del mar. Este faro es visible desde las playas de Nerga y Barra.

Amanece en Punta Subrido
Costa da Vela. Rías Baixas

Playa de Melide. Costa da Vela. Rías Baixas

La playa de Melide es un arenal salvaje con vistas a las Islas Cíes. Está rodeado de un magnífico pinar. Su aislamiento ha permitido que todavía sea un lugar virgen con un sistema dunar de gran valor ecológico. Está dentro del Espacio Natural Protegido dunas de Barra e Costa da Soavela, que además comprende las playas de Liméns, Nerga, Viñó y Barra, punta Subrido, punta Robaleira, cabo Home y los acantilados de la costa Soavela hasta la playa de Areabrava.

Playa de Melide
Costa da Vela. Rías Baixas
Pinar de la playa de Melide
Costa da Vela. Rías Baixas
Costa da Vela. Rías Baixas. Galicia
Costa da Vela. Rías Baixas. Galicia

Para llegar hasta ella podéis llevar el coche hasta el parking al que accederéis a través del camino de tierra que os comentamos antes. A continuación debéis caminar unos 5 minutos a través del pinar. Desde el Parking también empieza una pequeña ruta que os lleva a la Ensenada de Barra, Viñó y Nerga. En este sendero si os desviáis a mano derecha podéis ver los restos de una antigua ballenera.

En la costa gallega está documentada la caza de la ballena desde el s. XII. A Pocas millas de la costa gallega se capturaba sobre todo rorcual común. La grasa de este mamífero se utilizaba para la obtención de aceite para las lámparas. A finales del s. XIX, con la invención de la energía eléctrica, se comienza a utilizar la grasa de ballena en la fabricación de jabones, como lubricante y en la industria a alimentaria.

Antes de la aparición del plástico la barba de ballena era el material más flexible para fabricar paraguas, fustas para los carros de caballos o corsés. Muchos usos tenían las pobres ballenas hasta que en 1985 se firma un tratado internacional que prohibe la caza comercial y se clausuran todas las factorías gallegas.

Costa da Vela. Rías Baixas. Galicia

Playa de Nerga

La playa de Nerga es un precioso y amplio arenal que destaca especialmente por el complejo dunar. Es una playa de fácil acceso ya que se puede llegar a ella con el coche. Nerga cuenta con 750 metros de fina arena y con aguas casi siempre cristalinas. Unas pequeñas rocas la separan de la cala de A Nova, de la playa de Viñó y del arenal de Barra.

Es una playa de aguas cristalinas, eso si, un poco fresquita. En Galicia el agua del océano Atlántico no suele pasar de los 17 grados, aunque hay excepciones. En el Norte de Galicia, las playas bañadas por el mar Cantábrico son un poquito más cálidas y suelen rondar los 20, 21 grados.

Playa de Nerga
Costa da Vela. Rías Baixas
Playas de Nerga, Viñó y al fondo Barra

Playa de Barra

Una de las frases míticas de nuestra infancia era: -A Barra no vayáis que hay culebras – . Años más tarde lo entendimos todo: Barra es una playa nudista. Por suerte, los tiempos han cambiado y hay muchas más opciones que antes para que cada uno vaya a donde le apetezca y se sienta cómodo.

La Playa de Barra tiene también un amplio sistema dunar y un bosque preciosos de pinos que crecen prácticamente sobre la arena. Este complejo de Dunas es el segundo más grande la provincia de Pontevedra, después de la Lanzada.

Playa de Barra
Playa de Barra
Playa de Barra
Costa da Vela. Rías Baixas

Monte Facho en Donón

El Facho de Donón es un lugar muy especial porque guarda los restos de un poblado castreño. Hoy en día podemos ver parte de las murallas, del foso y de las piedras que formaban sus viviendas. También encontramos en el Monte Facho un santuario galaico-romano del siglo III d. C., posterior al poblado. Son 161 altares donde se hacían ofrendas a la divinidad. Los monumentos eran estrechos y altos, formando algo parecido a un “bosque de aras”. Con el tiempo, las aras fueron cayendo y apilándose, y así han llegado a nuestros días.

O Facho. Rías Baixas. Galicia

La palabra facho alude a la pequeña torre del siglo XVII construida con restos de estas aras romanas. Seguramente fue empleada como torre de vigilancia para avisar de los ataques que venían por mar. Su situación en lo más alto de la Costa da Vela proporciona las mejores vistas de la zona. Podemos ver la islas Cíes, la isla de Ons y parte de las rías de Vigo y Pontevedra. Según la tradición popular, antiguamente se prendía fuego para señalizar la costa a los pescadores y también para alertar a los pueblos del interior si se intuía algún peligro desde lo alto.

O Facho
Costa da Vela. Rías Baixas

En el camino hacia el facho os encontraréis un roble conocido como el «Carballo dos Namorados». Tiene una forma curiosa, dos troncos principales iguales que nacen a la par y se fusionan en la copa, entrelazando sus ramas. La leyenda cuenta que los pueblos de Donón y Vilanova estaban separados por el Monte Facho. Sus gentes usaban este árbol como punto de encuentro, de ahí, que sea el liugar donde germinaron muchas historias de amor.

En frente del roble hay una cueva y dicen que fue tapiada para evitar que los novios la usaran para que el encuentro fuese más íntimo y amoroso.

Carballo dos Namorados

👉 Ropa cómoda para viajar

Aldán, Hío y su cruceiro

Cerca de Donón, en la parroquia de Aldán se encuentra el pueblo de Hío. El cruceiro de Hío es una de las grandes joyas del patrimonio etnográfico de Galicia. Fue tallado en el siglo XIX por José Cerviño prácticamente en un sólo bloque de granito.

Representa de forma dramática y simbólica los momentos más significativos de la vida humana, desde la creación hasta la redención. La iconografía es barroca.

Está dividido en tres grandes bloques de piedra. En la base podemos ver a Adán y Eva consumando el pecado original. También podemos observar a la Virgen del Carmen auxiliando las ánimas del purgatorio o la Virgen María pisando la cabeza del demonio-dragón. Finaliza en la cruz con la escenificación del desenclavo de Cristo.

Cruceiro de Hío

No dejéis de daros un paseo por el precioso pueblo marinero de Aldán. La ría forma una pintoresca playa en forma de anfiteatro. Además esta zona cuenta con unas magníficas calas y playas. Menduíña, Lagoelas, Sartaxéns, Francón, Areacova o Cova de Balea son algunas de ellas.

El Bosque encantado de Aldán

En Aldán se encuentra el pazo conocido como la Casa Torre de Aldán que es propiedad de los Condes de Canalejas. Es una enorme finca que utilizaban para la caza y otras actividades de ocio y recreo.

Nos situamos en un paraje natural que se conoce como el Bosque Encantado de Aldán. En él encontramos un pequeño y fotogénico castillo que cuenta con un foso y un puente levadizo. Era usado por los condes como zona de descanso. Esta construcción nunca llegó a terminarse y en la actualidad sólo cuenta con la fachada donde se puede observar el escudo de los Condes de Canalejas. El castillo de Aldán se encuentra en estado de abandono y quizás es esto lo que le da esa mágica apariencia.

La finca de O Frendoal, donde se situa el bosque, también cuenta con un acueducto que se cree que es de origen romano, aunque otros le otorgan un origen medieval. Se conoce como Arco da Moura o Arco da Condesa. El bosque de O Frendoal está repleto de pequeños senderos cobijados por la sombra de robles, abedules o castaños. No os defraudará, es un pequeño pero mágico y extraño rincón.

Alojamiento en Costa da Vela. Rías Baixas

No hay demasiada oferta en esta zona, si en Cangas do Morrazo, pero a medida que nos aproximamos a la Costa da Vela las opciones cada vez son menores. Aunque hay poca cantidad, si que encontramos calidad y variedad, hay alojamientos para todos los gustos. Bungalows, pensiones económicas, hoteles o casas rurales son algunos de los que os váis a encontrar.

Si queréis reservar en temporada alta debéis hacerlo con bastante antelación porque es una zona bastante solicitada. Nosotros hemos dormido en muchos lugares de esta costa, en hoteles en Cangas, en pensiones y también nos hemos dado algún lujo como alojarnos en Casa rural O Facho, donde nos trataron de maravilla. Os dejamos un buscador para que podáis ver precios y la zona que mejor se adapte a vuestros deseos.

Booking.com
Casa Rural O Facho

Perder el Rumbo. Costa da Vela. Un rincón salvaje en las Rías Baixas

👉 Acantilados de San Andrés de Teixido. La única playa de arena negra en Galicia

👉 Cámaras ligeras para viajar

👉 Libros de viaje

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea.Ver política de privacidad de dinahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.