Te espero en la Conchinchina

Canal de río Mekong con exhuberante vegetacion.

Te espero en la Conchinchina. Quien no ha escuchado: «Esto es así aquí, en China y en la Conchinchina» o «Eso queda en la mismísima Conchinchina». Da igual que hayas viajado mucho, cerca, lejos, una temporada larga, a la Antártida, a Siberia, nadie se sorprenderá tanto como cuando comentas que has estado en la Conchinchina. Esta palabra es la que realmente impresiona al personal. No hay un lugar más remoto, lejano e inaccesible.

La Fundación del Español Urgente lo explica así: «Uno se puede ir de viaje lejos. Luego puede irse de viaje más lejos aún. Pero sólo cuando se ha ido a la Cochinchina el interlocutor entenderá que está realmente en un sitio tan raro y lejano como para no seguir preguntando más» Pero, ¿existe este lugar? ¿Es un sitio real la Conchinchina?

Lo primero que debemos decir es que no hemos encontrado esta palabra en el diccionario de la RAE. Sin embargo, sí la recoge el Diccionario Panhispánico de Dudas*. En él nos remiten a Cochinchina como forma correcta, ya que Conchinchina parece ser una deformación popular del término.

¿Dónde está la Conchinchina? ¿Es un lugar real o imaginario?

Esta palabra surgió en 1887, cuando Francia se anexionó el sur de Vietnam, con la ayuda de las tropas que España envió desde Filipinas. Esta guerra terminó con los Tratados de Saigón entre el gobierno de Francia y la dinastía Nguyen de Vietnam. Así comenzó la colonización francesa en Indochina. Los franceses llamaron a aquella colonia la Cochinchine. Los españoles enseguida le añadimos una -n por algún motivo, quizás para pronunciarla más fácilmente o por no poner demasiada atención al término francés. Para acabar de «españolizar» el término sustituímos la -e final por una -a.

Hoy en día la Cochinchina no parece tan lejana; abarca el tercio sur del actual Vietnam. Miles y miles de viajeros visitan cada año el Mekong y sus alrededores, la antigua Cochinchine francesa. Este territorio limita al oeste con Camboya y al sur con el golfo de Tailandia. Está bañada por el mar de China Meridional. En ella se encuentra la principal ciudad de Vietnam: Ho Chi Minh (antigua Saigón). Los que habéis ido al Sur de Vietnam habéis estado como consecuencia en la Conchinchina. No es un lugar imaginario, existe o, más bien, existió.

La conchinchina.
Sur de Vietnam – 2109

Historia de la Conchinchina

Después de la Primera Guerra de Indochina, Cochinchina se fusionó con el sur de Annam para formar la República de Vietnam (Vietnam del Sur). Durante los Acuerdos de Ginebra del 21 de julio de 1954, que sellaron la independencia total de Vietnam, el país se dividió por el paralelo 17 con la República Democrática de Vietnam al norte dirigida por Ho Chi Minh y al sur la República de Vietnam (compuesto de Cochinchina y Annam del sur).

En 1955, las tropas estadounidenses desembarcaron en el mismo lugar al que llegaron los españoles y franceses cien años antes. Saigón fue su centro estratégico en la Guerra de Vietnam o Segunda Guerra de Indochina.

Tras la derrota, el país se unificó y la Cochinchina desapareció como región. Saigón de ahí en adelante se llamó Ho Chi Minh City.

En ruta por la Conchinchina

En nuestro viaje en moto por Vietnam recorrimos buena parte de la Cochinchina. La multitud de canales que conforman el Delta del Mekong hace que las largas y rectas carreteras se conviertan en una auténtica yincana. Esta red neuronal de agua que alimenta la llamada «despensa de Vietnam» o «el cuenco de arroz de Vietnam» hace necesaria la presencia de un puente cada 100 m. Si lo recorres en moto tendrás que ir muy atento a las grandes y pronunciadas rampas. Nos encontramos ante un territorio casi acuático repleto de canales e islotes con una vegetación deslumbrante. Es una zona muy fértil que produce cerca de la mitad del total de la producción de arroz del país.

Desde el Mekong hasta Ho Chi Minh, encontraréis multitud de camiones transportando víveres. Como si de calamares gigantes se tratara, los camiones sueltan una nube de humo negro aderezado con claxóns infernales. La conducción se hace muy dura y agotadora.

En el tramo que va desde el Mekong hasta Rach Già, donde embarcamos hacia Phu Quoc, las carreteras son más tranquilas. Igualmente el paisaje es muy fértil y lleno de arrozales. En el recorrido podemos contemplar el incesante trabajo de sus habitantes que se protegen del sol y de la lluvia con sus tradicionales sombreros vietnamitas (Nón lá). Los límites del río son difusos, nos encontramos en una zona de enormes llanuras inundadas que simulan espejos en la naturaleza. No te pierdas sus reflejos, te espero en la Conchinchina.

Sur de Vietnam – 2019

Curiosidades de la Conchinchina

  • Hay una «gallina cochinchina» que se caracteriza por tener un largo plumaje en sus patas, antiguamente se le conocía como ave de Shanghai.
  • La «cochinchina francesa» es también una antigua moneda.
  • Si has nacido en la Cochinchina eres un cochinchino.
Sur de Vietnam_Conchinchina_perderelrumbo_Cochinchina_ Mekong
Carretera Mekong – Rach Già – 2019

Perder el rumbo – Te espero en la Conchinchina

Cochinchina. Esta es la forma correcta del nombre de esta región de Vietnam: «Los senadores Diez, Errázuriz y Ominami en visita oficial a Camboya, Birmania, Afganistán y Cochinchina» (Hoy [Chile] 30.12.96-5.1.97). La forma Conchinchina es una deformación popular empleada coloquialmente para referirse a un lugar muy lejano no precisado: «Dos y dos son cuatro en Lima y en la Conchinchina» (Bryce Magdalena [Perú 1986]). No debe utilizarse esta segunda forma para referirse estrictamente a este lugar de Vietnam. » Te espero en la Conchinchina

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea.Ver política de privacidad de dinahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.