Mae Hong Son, la ciudad de la niebla

Mae_Hong_Son_que_ver_que_hacer_perder_el_rumbo

Mae Hong Son. La otra Tailandia. Un tesoro oculto para el turismo

Mae Hong Son es la provincia menos desarrollada en el sector turístico de Tailandia. Sus gentes, su arquitectura, sus costumbres, están muy influenciadas por la cultura birmana, ya que hace frontera con Myanmar. Su capital, llamada también Mae Hong Son, la ciudad de la niebla, se creó como una zona de entrenamiento de elefantes, dada la cantidad de ellos que vivían en la zona de manera salvaje. Los elefantes siguen siendo una parte importante de la cultura local.

Mae Hong Son estuvo aislada hasta los años 60 ya que posee el 80 % de la masa forestal del país y está rodeada de montañas. Sólo se podía acceder a esta verde región a través de caminos muy estrechos y complicados. La travesía duraba varios días. Por todo esto, las etnias de la montaña han podido mantener sus costumbres y su modo de vida. Entre ellas nos encontramos a los Hmong, Yao, Lahu, Lisu, Akha y Karen o los Shan. Los pocos viajeros que visitan esta región suelen combinar con la convivencia y estancia de una noche con una tribu, el rafting y un paseo en elefante.

Nuestra forma de viajar no suele ser la más turística. No queremos contribuir a ciertas prácticas como montar animales explotados para ello o visitar ciertas etnias que están obligadas a mantener algunas tradiciones sólo por el beneficio económico que esto le reporta. Más abajo os hablaremos en profundidad de este tema y, sobre todo, de las polémicas «mujeres jirafa» que habitan el Mae Hong Son.

Un templo iluminado en Mae Hong Son.
Templos Wat Jong Kham y Wat Jong Klang. Mae Hong Son

Cómo llegar a Mae Hong Son

Nuestra ruta por Tailandia hasta ahora había sido Bangkok – Chian Mai – Pai. En Pai conocimos a Pablo, un chico español que nos introdujo, por así decirlo, en el autostop. Desde que empezamos a practicarlo nuestro viaje cambió por completo. Es una experiencia única que te brinda la oportunidad de estar más cerca de la gente. Descubrimos asombrados lo fácil que era que alguien te llevase en su vehículo y, además, con una gran sonrisa en la cara. En Tailandia nos trataron tan bien que nunca olvidaremos ese viaje, por muchas razones, pero sobre todo, por sus gentes. Así que desde Pai a Mae Hong Son llegamos en una camioneta, en la parte de atrás, acompañados por un cálido viento «descapotado».

Otra opción estupenda es alquilar una moto. Se puede hacer el trayecto desde Chiang Mai o desde Pai. Cascadas, cuevas, arrozales, selva, os esperan. El camino vale la pena, eso si, si os gustan las curvas 😉.

Ya sabéis que el autostop y la moto son nuestras formas de viajar favoritas, pero también puedes llegar a Mae Hong Son en avión desde Chiang Mai o en autobús o miniván.

Merecen una mención especial las 762 curvas que hay desde Chiang Mai a Pai. Recuerda esto si vas a coger una miniván. Antes de comenzar a hacer autostop hicimos este recorrido en miniván. No se lo recomendamos a nadie. Si no quieres acabar como la niña del exorcista sitúate en la parte delantera, no leas ni te distraigas y pídele al conductor que vaya despacio y que pare varias veces. Una biodramina también ayuda. 😵

Haciendo de dedo en una carretera hacia Mae Hong Son
Autostop. Pai – Mae Hong Son

Dónde dormir y dónde comer en Mae Hong Son

No tendréis problema en encontrar alojamiento económico en Mae Hong Son, tanto a las afueras de la ciudad como en pleno centro, al lado del lago. No es tan barato como en otros lugares más turísticos, pero, aún así, los precios son muy adsequibles. Para comer os recomendamos el Salween River Restaurant, aunque en realidad en dos meses por Tailandia no recordamos haber comido mal ni un sólo día. La cocina es realmente espectacular en cualquier lugar. En Mai Hon Son hay un mercado nocturno al lado del lago donde encontraréis comida callejera muy barata y buenísima.

Qué hacer y qué ver en Mae Hong Son

Templos: Wat Jong Kham. Wat Jong Klang. Wat Phra That

Mae Hong Son es una ciudad tranquila de poco más 8000 habitantes. La calma reina en ella, apenas hay turistas y goza de poco tráfico. Al sur del lago Chong Klang, destacan dos de sus templos, de clara influencia birmana, Wat Jong Kham y Wat Jong Klang. Los templos datan de principios del siglo XIX. Su reflejo en el lago es probablemente la imagen más común de Mae Hong Son. Wat Jong Kham es el más antiguo y el más conocido por su gran trono de madera. Wat Jong Klang es notable por su chedi blanco y dorado, especie de pináculo en el budismo.

En lo alto del monte Doi Kong Mu está situado otro templo, el Wat Phra That. Las escaleras están encabezadas por dos grandes dragones de estilo Shan. Son guardianes que protegen a los que suben a la cima. El Wat Phra Non cuenta con un impresionante buda reclinado de 12 metros. No os perdáis el atardecer en el templo, es realmente inolvidable.

Perderse en Mae Hong Son

Paseando por campos de cultivo en Mae Hong Son
Mae Hong Son

En Mae Hong Son alquilamos una moto para recorrer los alrededores y disfrutar de la belleza de sus paisajes. Es casi obligado perderse por la infinidad de aldeas de la región y ver como viven sus habitantes. No son lugares turísticos así que no debemos alterar sus vidas y pasar con el máximo respeto e interés por su cultura y costumbres. Así podréis conocer a gente como Sunan, un pastor de búfalos, que nos enseñó a pescar en el río de una forma un tanto peculiar. Os dejamos un vídeo para que podáis comprobar su gran ingenio y efectividad.

Pesca en el río – Mae Hong Son

La experiencia fue muy instructiva pero descubrimos que, al menos en ese arroyo, había unos bichitos diminutos que se alimentan de sangre fresca.

Con las piernas ensangrentadas nos dirigimos a una aldea, preguntamos si era muy grave aquellas pequeñas picaduras y como respuesta solo recibimos carcajadas. Pronto comprendimos que debía ser algo común y no muy grave. Nos ofrecieron unos frescos tamarindos de un enorme árbol y después nos quedamos ayudando a elaborar unos adornos para una próxima fiesta en la aldea. Siempre encontraréis aventuras si perdéis el rumbo en los caminos. La gente es realmente hospitalaria y simpática. Dejaros llevar! ⭐️

Alrededores de Mae Hong Son

Pang Ung

Es un bonito lago que ocupa lo que antes eran plantaciones de opio. Está rodeado de un verde bosque de pinos. También podéis visitar las aldeas circundantes. Pang Ung se ha sido descrito como el destino más romántico de Tailandia, así que vosotros veréis. 😉

Conserve Neture Forest. Reforestación. Cuidado de elefantes y reptiles.

No dejéis de visitar el Conserve Nature Forest. Es una Ong que se encarga de reforestación en el área y del cuidado de elefantes y otros animales en peligro como las tortugas. La reintroducción del elefante asiático salvaje en sus hábitos naturales es esencial para la continuidad de la especie y para los bosques tropicales. Los elefantes rescatados de lugares donde son explotados normalmente son incapaces de regresar de inmediato en su hábitat natural. En el Conserve Nature Forest fomentan hábitos autosuficientes y educan a la comunidad sobre la conservación y la restauración del bosque. El objetivo final es liberarlos para que vuelvan a su vida silvestre.

Parque Natural de Tham Pla – Namtok Pha Suea

También es muy recomendable el Parque Natural de Tham Pla – Namtok Pha Suea. La topografía del Parque Nacional consiste en altas montañas que se extienden hacia el norte, que son las fuentes de arroyos, ríos y cascadas (Mae Surin o Pha Sua). Doi Lan es la cima de la montaña más alta del Parque Nacional (1.918 metros sobre el nivel del mar). Hay varios tipos de bosques dentro de las áreas del parque entre los que nos encontramos bosques tropicales o los bosques vírgenes. Los animales salvajes que habitan en el Parque Nacional incluyen goral, gaur, búfalos salvajes, osos, muntíaco común, entre otros.

Palacio Pang Tong

El Palacio Pang Tong es uno de los proyectos de la familia real tailandesa diseñados para promover la agricultura en el área de Mae Hong Son. Su intención era promover la investigación y el desarrollo de la agricultura local para la gente del pueblo y así eliminar los cultivos de opio y crear una nueva y moderna fuente de ingresos.

Es un lugar muy curioso que cuenta con cuidados jardines, cafetales y plantaciones de frutas de todo tipo. También encontramos caballos, ovejas e incluso un pequeño zoológico con gatos salvajes, pavos reales y grandes aves. Sinceramente el lugar es bastante extraño y, sobre todo, si llegas allí y te encuentras a personajes como Adventureman Productions. Pero eso es otro capítulo, y muy loco!

Poblado chino de Barn Rak Thai y frontera con Myanmar

A 44 kilómetros de Mae Hong Son, cerca de la frontera con Myanmar, encontramos el poblado chino de Barn Rak Thai. Fue fundado por los soldados chinos del Kuo Min Tang de la provincia de Yunnan, China, después de la toma de control comunista de China. El pueblo es famoso por sus impresionantes vistas y su cultivo de té. En Febrero celebran un festival anual de degustación de té, por si os coinciden las fechas. Sus casas rodean un gran lago, se encuentra en una zona montañosa a unos 1.800 metros sobre el nivel del mar.

Nota curiosa: Desde Febrero de 2019 puedes visitar el pueblo en el lado de la frontera de Myanmar sin visa ni pasaporte. El guardia tailandés te dejará pasar, siempre y cuando vayas a pie. Puedes caminar hasta el pueblo, visitar su templo y un pequeño museo sobre la gente de Shan.

Cueva de Tam Lot

Está a casi una hora en coche de Mae Hong Son. Si os quedáis en Pai es mejor que la visitéis desde aquí ya que es mucho más cerca de esta población. La cueva que está llena de estalactitas y estalagmitas. Es el hogar de un gran número de murciélagos y vencejos. Estuvieron habitadas por el hombre prehistórico y se han encontrado antiguos objetos de arcilla y ataúdes de madera tallada. Un tramo de la cueva se hace a pie y otro tramo en barca. La recaudación de la entrada contribuye a la economía local.

«Mujeres Jirafa»

No queríamos pasar por alto este tema porque nos parece realmente importante. En Mae Hon Son viven las Kayan, mujeres que descienden de la tribu Karen, de Myanmar, y que viven refugiadas en Tailandia. Son conocidas como las “mujeres jirafa”.

En la década de los 70, debido a la guerra civil en Birmania, muchos miembros de la tribu huyeron a Tailandia.​ Ahora viven con una situación jurídica incierta. No son reconocidos como ciudadanos tailandeses, pero tampoco como ciudadanos birmanos. Las mujeres llevan una especie de ancho adorno de latón en espiral que rodea su cuello. Desde muy pequeñas, este aro va presionando lentamente su clavícula hacia abajo. A lo largo de los años van añadiendo anillas, en realidad, no es que tengan el cuello más largo, si no que su espalda se va deformando y encogiendo por el peso que cargan. Los anillos unidos pueden llegar a pesar, en edad adulta, hasta 5 kilos.

El origen de esta tradición ancestral tiene muchas y variadas explicaciones. Estudios antropológicos dicen que este adorno lo utilizaban para evitar mordeduras de tigres. Las niñas nacidas los miércoles de Luna llena debían ser protegidas especialmente. Otros estudios apuntan a que este elemento afeaba, según esta etnia, a las mujeres, y así, evitaban que fuesen esclavizadas por otras tribus. Actualmente el uso de este anillo parece que sólo atiende a un reclamo turístico.

Cuando Tailandia surgió como destino de viajes, el gobierno decidió permitir que los los turistas visitaran estas aldeas y así poder mantener a estos refugiados. La fama de la mujeres jirafa enseguida llamó la atención de los viajeros. El único problema era que Mae Hong Son estaba demasiado lejos para que fuese un destino elegido por muchos turistas. La solución era fácil, trasladar parte de esta tribu a otros pueblos más cercanos de Chiang Mai y a Chian Rai. Y así se hizo.

Cada uno que tome su decisión, nosotros lo hicimos en su momento y no visitamos estos poblados. Solo queríamos exponeros su situación para que seáis conscientes de ella.

⭐️ Perder el Rumbo. Mae Hong Son, la ciudad de la niebla.

Tomando algo en Barn Rak Thai. Mae Hong Son


Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea.Ver política de privacidad de dinahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.