Tour de un día en el Salar de Uyuni

Embárcate en una Travesía Única: Navegando por un Mar de Sal para Descubrir las Maravillas Ocultas y la Magia Inigualable del Salar de Uyuni

Un coche sige la rodadura de los demás coches por el lago de Sal de Uyuni.
Lucía y yo cogidos de a mano viendo el volcán Villarrica.
Perder el Rumbo

Lucía y Pixi

Y por fin llegó un momento tan esperado en nuestras vidas, nos vamos a explorar el Salar de Uyuni, el salar más grande del mundo. Nos adentramos en uno de los paisajes naturales más asombrosos y cautivadores del planeta.

En este artículo, te llevaremos a través de una experiencia única: un tour de un día en el Salar de Uyuni. ¿Listo para descubrir el mayor espejo natural del Planeta, un lugar que parece sacado de un sueño? ¡Súbete a bordo y déjate cautivar por la magia del Salar de Uyuni! ¡Que comience la aventura!

Este texto se centra exclusivamente en nuestro tour de un día en el Salar de Uyuni. Si buscas información más amplia, te recomendamos comenzar por nuestro artículo anterior: ‘Salar de Uyuni. Todo lo que necesitas saber para tu visita

Itinerario y qué ver en un tour de un día en el Salar de Uyuni

Comenzamos el día con un buen desayuno en el Hotel Nido del Flamenco en Uyuni. La opción mágica contra el mal de altura, coca caliente, nos llenó de energía y nos preparó para la gran aventura del día. Pero, ¿cómo llegaríamos hasta el Salar de Uyuni? Pues, para eso teníamos al «rey» de la zona, un todopoderoso Toyota 4×4, listo para llevarnos a sus entrañas.

Con una sonrisa en los labios y las expectativas bien altas, nos encontramos con una pareja de Lima, hospedada también en nuestro hotel, que se unirán con nosotros a la aventura.

Si buscáis una experiencia más íntima, siempre podéis optar por una excursión privada por el Salar de Uyuni, eso sí, con un considerable aumento del precio.

Nos reunimos con nuestro guía, quien sostenía unas sillas y una mesa que colocaba hábilmente en la baca del coche. Para protegerlas de la fina capa de sal, cubrió todo con una rafia de plástico. El coche, espacioso, cómodo y fiable, sería nuestro compañero en esta odisea salina.

El día prometía, ya que el tour por el Salar de Uyuni no solo exploraríamos este lugar único, sino que también disfrutaríamos de un almuerzo delicioso para completar la jornada y de otras sorpresas que os contamos en el artículo.

Antes de embarcarnos en nuestra aventura hicimos una parada en el pueblo de Uyuni para abastecernos de provisiones y recoger a otra pareja de La Paz, que nos acompañarían en nuestro tour de un día en el Salar de Uyuni.

¡Y así comenzamos nuestro viaje, muy emocionados y contentos! Nos dirigimos a nuestro primer destino: el cementerio de trenes.

Uyuni
Mercado Uyuni
Uyuni

1 – Cementerio de trenes

El cementerio de trenes de Uyuni es bastante peculiar ya que mezcla en un mismo lugar lo nostálgico, lo fantasmagórico y lo extraordinario. En realidad es una estación fantasma. Aquí yacen locomotoras y vagones que en su día transportaban minerales preciosos como oro, plata y estaño, marcando un capítulo dorado en la historia ferroviaria de Bolivia.

Locomotora oxidada en el cementerio de trenes de Uyuni.
Cementerio de trenes de Uyuni

Sin embargo, la gloria de estos trenes llegó a su fin hace más de un siglo, cuando Bolivia perdió la guerra contra Chile y el progreso se detuvo en seco.

Tenemos sobre 30-40 min para explorar este laberinto de chatarra. A pesar de su decadencia, el cementerio de trenes de Uyuni atrapa nuestra curiosidad e intentamos incluso meternos en las calderas de estos mastodontes de metal.

Locomotoras oxidada sen el cementerio de trenes de Uyuni.
Cementerio de trenes

Hay que tener cuidado al pasear y subirse por los trenes, ya que es metal oxidado y se puede producir algún corte.

Mientras descubríamos este mágico rincón, nos preguntábamos, ¿qué es realmente el cementerio de trenes de Uyuni? ¿Es un homenaje a la historia del ferrocarril o una representación de lo efímero del progreso? Quizás es una combinación de ambas.

Sin duda, es un rincón intrigante que inspira reflexión y asombro, y que añade un toque de misterio a la belleza del altiplano boliviano.

Con nuestras cámaras llenas de recuerdos, nos dirigimos emocionados hacia nuestro próximo destino, el pueblo de Colchani.

Pixi subido a la locomotora de un tren en Uyuni.
Cementerio de trenes Uyuni
Cementerio de trenes en la visita del Tour de un día en el Salar de Uyuni
Cementerio de trenes Uyuni

2 – Pueblo de Colchani

Colchani es un pequeño pueblo ubicado en el departamento de Potosí, en Bolivia. Se encuentra en la antesala del Salar de Uyuni. La principal actividad económica en Colchani se centra en la extracción y procesamiento de sal, además de la producción de artesanías locales que se ofrecen a los visitantes del salar.

Pequeña casa a modo de hotel construido en sal.
Alojamiento de sal en Colchani

Tendréis unos 20-30 min para recorrer las tiendas y talleres de artesanía donde se exponen para la venta multitud de esculturas hechas de sal y souvenir típicos de la zona.

Mercado de artesanías Colchani

En Colchani también es posible presenciar de primera mano el proceso de recolección y envasado de la sal del Salar de Uyuni, en particular, en las instalaciones de Sal Juanito.

En esta modesta empresa, se empacan bolsas de sal de diferentes pesos. A pesar de no ser grandes aficionados a la sal, la mayoría de nuestras sopas todavía llevan la sal del salar. Como solía bromear Juanito con gran ironía, ¡su sal no afecta en absoluto la presión arterial! ¡Qué salado el Juanito!

Colchani también es el lugar ideal para ir al baño antes de adentrarse en el Salar de Uyuni. ¡No os olvidéis!

Juanito en el fondo explicando como cogen la sal en el Salar de Uyuni.
Sal Juanito
Sal Juanito

3 – Monumento al Dakar y plaza de las Banderas

Otra de las paradas obligatorias en este tour de un día en el Salar de Uyuni es el Monumento al Rally Dakar en la puerta de entrada al salar.

Desde el 2014 el famoso rally realiza una de las etapas en este vasto lugar. Los motivos están bien claros: Uyuni proporciona desafíos logísticos y terrenos desafiantes típicos de las pruebas del Rally Dakar.

Monumento al rally Dakar que recorre el salar de uyuni.
Monumento Dakar

En las inmediaciones del monumento hay puestos de venta ambulante donde venden llaveros del Dakar y demás souvenires. Además, puedes explorar el primer hotel de sal, que fue construido de manera ilegal en la zona y que ahora funciona como una especie de museo.

Otro de los lugares imprescindibles y lleno de color que se visita en este tour de un día en el Salar de Uyuni es el conocido como como plaza de las banderas. Aquí los visitantes pueden clavar el estandarte que deseen para que ondee al viento.

Como no solemos viajar con banderas en nuestro equipaje continuamos nuestro recorrido hacia la isla Incahuasi.

Plaza de las banderas en el salar de uyuni.
Plaza de las Banderas

4 – Salar de Uyuni

Por fin nos adentramos en el Salar de Uyuni. El horizonte se pierde en el infinito y nos sorprende como nuestro guía se orienta en el terreno.

El salar está lleno de rodaduras de coches que marcan ligeramente la dirección a seguir. A pesar de las miles de visitas diarias, la sensación de aislamiento y soledad es absoluta.

Salar de Uyuni

Nos comentan que varias personas se han desorientado y perdido en el salar por intentar visitarlo por libre. El problema principal no es simplemente perderse, sino la dificultad de hallar la salida debido a que el salar está cercado por montañas y solo hay unos pocos accesos disponibles.

El viaje hasta la Isla Incahuasi por este mar infinito de sal dura aproximadamente una hora y media. El trayecto es de lo más alucinante ya que todo lo que nos rodea es de color blanco bajo un intenso cielo azul. ¿Estamos en otro planeta? No, pero bien podría serlo.

Salar de Uyuni

Realizamos algunas paradas para apreciar de cerca las formaciones geométricas que crea la sal. Después de una hora de ruta hacemos una pausa para comer. Sí sí, disfrutar de un almuerzo en el propio salar. Este banquete no podría ser más especial, en un desierto de sal rodeados de horizontes infinitos.

Comida en el Salar de Uyuni

Ayudamos a nuestro guía a montar una mesa y las sillas. La comida ya está lista y consiste en unos jugosos filetes adobados con salsa, arroz y dos ensaladas: una de aguacate, tomate y cebolla, y otra de coliflor, zanahorias y pimientos asados. ¡Una delicia!

No quedó ni un rastro en el plato porque estaba todo buenísimo y el lugar no podía ser más perfecto. Ah!, casi se nos olvida: todo estaba en su punto de sal.

El guía se distanció considerablemente de las rutas hacia Incahuasi y los vehículos que divisábamos transitaban a varios kilómetros de distancia. Fue una experiencia sumamente tranquila y diferente que difícilmente podremos borrar de nuestra memoria.

Comida en el salar de Uyuni


Hemos destacado la belleza del paisaje y lo sorprendente del horizonte infinito en este vasto mar de sal, pero ¿qué hay del sonido?

Es una experiencia de silencio absoluto, rara vez interrumpido por el graznido de un pájaro o el zumbido distante de un coche. Este silencio transmite una sensación de calma profunda. Aunque el lugar sería perfecto para echarse una siesta, toca hacerse algunas fotos.

5 – Fotos en el salar de Uyuni

El Salar de Uyuni en Bolivia, como ya os hemos contado, es famoso por ser el desierto de sal más plano y el más grande del mundo. Esta peculiaridad permite crear increíbles fotografías creativas con un uso muy divertido de la perspectiva.

En todo el pueblo de Uyuni encontrarás ejemplos de estas fotografías que crean ilusiones ópticas, como sujetar a alguien en la palma de la mano o jugar con tamaños y proporciones debido a la falta de puntos de referencia. Una de las más recurrentes es la del dinosaurio que nos aterroriza en el salar.

Además, el Salar de Uyuni también es famoso por sus fotos de espejo. Estas imágenes capturan el reflejo perfecto del cielo y las nubes en la superficie salina, creando efectos visuales sorprendentes.

¿cómo se hacen las fotos del Salar de Uyuni?

Pues bien, para obtener estas fotos creativas en el Salar de Uyuni, necesitaréis usar una cámara con ajustes manuales y lente gran angular. Selecciona el modo manual y configura una apertura pequeña (número f grande: 22) para lograr mayor profundidad de campo, permitiendo que todos los elementos en la imagen estén enfocados.

Dinosaurio Uyuni
Dinosaurio Uyuni
Fotografías creativas en Uyuni

Resumiendo:

  • Cámara: con modo manual
  • lente: angular
  • Diafragma: lo más cerrado posible F 22
  • Velocidad de obturación : 1/100 ( dependerá de la luz*)
  • Iso: 100

*También podéis usar la prioridad de diafragma, que en la cámaras manuales se representa con el símbolo Av. Elegiréis el diafragma 22 y la cámara decidirá la velocidad de obturación correcta dependiendo de la luz.

Os dejamos este simulador de fotografía para que practiquéis un poco.

En los móviles usaremos el mismo procedimiento, ¡así que toca buscar el modo manual!

6 – Isla Incahuasi

Seguimos en este tour de un día en el Salar de Uyuni y nuestro próximo destino es la Isla de Incahuasi, Casa del Inca, una de las 32 que posee el Salar.

Isla Incahuasi

Al aproximarnos, empezamos a apreciar el peculiar paisaje de la isla, con cactus gigantes, algunos de ellos centenarios.

Nuestro guía nos conduce hacia la entrada del islote. Mientras nos preparamos para la pequeña ruta vemos algunos pájaros picoteando migas de pan en unas mesas de sal.

Hay tours que, en lugar de comer en medio del salar, eligen hacerlo aquí. No es un lugar muy tranquilo, y, aunque dependerá de vuestro guía, es más recomendable disfrutar vuestra comida en medio de este vasto paisaje salino.

Paste norte de la isla de Incahuasi donde vemos un cabo que se adentra en el salar de Uyuni.
Isla Incahuasi

Para acceder a la isla hay que pagar 30 bolivianos, casi 4 euros persona, precio que estaba incluido en nuestro tour. En la entrada hay baños y una pequeña tienda donde se puede comprar agua o un recuerdo del lugar.

Una vez dentro podréis acceder a un sendero circular que recorre parte de Incahuasi llegando hasta su punto más alto, donde os sorprenderá una vista de 360º del salar.

Lucia observa un gran cactus en el mirador más elevado de la Isla Inchauasi
Mirador 360 Isla Incahuasi

A cada paso que damos recordamos que nos encontramos en una isla de coral, ya que antiguamente estaba en el fondo de un lago.

Los cactus gigantes de la isla se asentaron en los sedimentos que después de miles de años recubrió el coral. Algunos alcanzan más de 10 metros.

En la cima podemos disfrutar de diferentes panorámicas del salar y todas ellas espectaculares. A medida que el sol baja las sombras de los cactus crecen. El juego de luces y sombras es de lo más fotogénico.

Descendiendo por el sendero, atravesamos varias cuevas que le dan un toque aún más mágico al lugar.

Cuevas Incahuasi

Si tienes tiempo después del recorrido, no te pierdas la experiencia de pasear por los bordes de la isla. Sentirás la inmensidad de un mar de sal y disfrutarás de una perspectiva completamente nueva de Incahuasi. ¡Vale la pena cada segundo en este increíble rincón del mundo!

No os olvidéis de llevar calzado cómodo, usa protector solar, sombrero. y gafas, ya que el sol puede ser muy fuerte en el salar.

7 – Efecto espejo al atardecer

Salimos de la isla Incahuasi, uno de los puntos fuertes del Tour de un día en el Salar de Uyuni, para dirigirnos a otro de los eventos destacados de la jornada, el famoso efecto espejo.

En época de lluvias el salar se inunda por completo y se puede disfrutar en casi cualquier rincón. Nosotros lo visitamos en mayo por lo que coincidía en época seca.

Si estáis interesados en conocer la mejor época para visitar el Salar de Uyuni, te proporcionamos la información detallada en otro post que incluye consejos adicionales sobre cómo planificar tu visita.

Llega la hora del atardecer y el cielo de se tiñe de varios colores, el coche empieza a atravesar la zona inundada. Nuestro tour incluye unas botas de goma para poder disfrutar a tope de este espejo natural así que empezamos a caminar literalmente por un espejo.

Salar de Uyuni
Atardecer en Uyuni

Fue uno de los momentos más mágicos y especiales de este tour. No se podía acabar mejor el día. ¡Al fin cumplimos nuestro sueño de visitar esta maravilla natural!

Sinceramente, si solo hubiéramos estado en este rincón del salar, ya nos habríamos quedado muy satisfechos.

Si nos preguntan si vale la pena hacer el tour de un día en el Salar de Uyuni, la respuesta es un sí rotundo. Como hemos mencionado, es uno de esos lugares que nunca se borrará de nuestros recuerdos.

Perder el Rumbo. Tour de un día en el Salar de Uyuni

👉 7 LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VER EN COPACABANA, BOLIVIA

👉 15 lugares imprescindibles que ver en Chile

👉 Qué ver en el Desierto de Atacama. 21 lugares imprescindiblesç

👉 Alojamientos originales en el mundo

👉 Parque Nacional Torres del Paine, octava maravilla del mundo

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea. Ver política de privacidad de dinahosting.  Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.