Orgosolo. Cerdeña

Dos habitantes de Orgosolo de espaldas dialogan entre ellos con el supramonte enfrente. Un ave vuela en al fondo.

Cerdeña es una isla que nos encanta, aunque tiene zonas muy turísticas, todavía se pueden encontrar muchos rincones salvajes y sorprendentes como Orgósolo.

Grazia de Ledda, ganadora del premio Nobel en 1926, noveló las tradiciones rurales y arcaicas del interior de la isla. « Imaginémonos en Cerdeña, en mi verde y desconocida Cerdeña, y comencemos… en nuestros bosques, sobre las montañas de granito, en los fértiles valles: surcos de plata. Son los arroyos en las verdes llanuras de pasturas floridas, tras los plácidos silencios del cielo y del campo solitario… » Grazia sería inmortalizada en los muros de las casas de uno de estos pueblos del interior de Cerdeña, donde hoy nos queremos adentrar.

Cerdeña, en pleno corazón del Mediterráneo, es famosa por sus paradisíacas playas, por la costa Esmeralda o por sus restos prehistóricos, pero en esta isla hay todavía muchos rincones auténticos por descubrir.

Murales de Orgosolo

Hoy os queremos hablar de Orgosolo, un antiguo pueblo de pastores, a los pies del monte Lisorgoni, que se ha convertido en la capital cultural de la zona de la Barbagia. A pocos kilómetros de Nuoro, paraíso virgen para el senderismo, ofrece unas vistas intemporales y de ensueño.

Durante muchos años fue cuna de bandidos. Como consecuencia fue considerada como la localidad más peligrosa del mundo al registrarse cerca de 500 muertos por venganza entre bandas enemigas. Vittorio de Seta llevó al cine este clima asfixiante en Bandidos de Orgosolo (1961), interpretada por los propios pastores locales. Tracey Heatherington  en su libro Wild Sardinia (Cerdeña Salvaje) también nos habla de esta situación.

Banditi a Orgosolo, 1961

Con más de 150 murales en sus calles es un pueblo reflejo de resistencia contra la opresión, lleno de pinturas de contenido político y social. Es una pequeña población de unos 4000 habitantes.

En Orgosolo conviven Frida Kalho, Mahatma Gandhi, Barack Obama o Che Guevara con escenas de la vida tradicional de Cerdeña y del pasado violento del pueblo. También encontramos murales que tratan de la Segunda Guerra Mundial, de la Guerra Civil española o de la bomba atómica. Paseamos entre pinturas de demanda social que versan sobre las huelgas de los trabajadores, la corrupción política o la lucha de las mujeres por la igualdad. Este pueblo se ha convertido en un espejo donde se reflejan muchos episodios de la historia y muchas reivindicaciones de la sociedad.

En un contexto político cargado de simbolismo, con el mayo del 68 francés, la guerra de Vietnam y los movimientos de izquierda, a finales de años 60 un grupo de anárquicos llamado Dionisio realizó el primer mural de Orgosolo. Inspirados en este hecho, unos años más tarde, tuvieron lugar las primeras denuncias en forma de murales como repulsa a los planes del gobierno de instalar una base militar. Es lo que se conoce como “la lucha de Pratobello”.

Francesco Del Casino, un profesor de Siena, ganó el concurso para una cátedra de profesor de educación artística en Orgosolo. En realidad, según el mismo relata, eligió este pueblo después de haber visto la película de Vittorio De Seta. Francesco fue el que animó a la comunidad a rebelarse contra los planes militares. Quería «romper el muro que separa la escuela de la sociedad»; quería ayudar a la lucha contra el gobierno de esta forma tan novedosa, al menos para un pueblo acostumbrado a rematar sus disputas de manera menos pacífica. Aquí fue realmente donde se instituyó la tradición muralista en Orgosolo.

Con los años se han ido sumando pinturas realizadas por diferentes grupos y artistas. El local Pasquale Buesca junto al grupo cultural “Le Api” llenaron los muros con dibujos de temática social. Muestran la historia sociopolítica, los problemas, y las luchas sociales de sus habitantes. Describen con todo lujo de detalles la vida de los campesinos y las luchas de poder.

Muchos otros pueblos de Cerdeña como Tinnura, Oristano, San SperateVillamar también han expresado sus inquietudes en sus calles llenándolas de pinturas a lo largo de los años.

Los muralistas sardos usan pinturas al agua que son pocos resistentes. Quizás sólo si el pueblo lo decide podrán ser retocadas y eternas. Si no son elegidas desaparecerán dejando sólo un recuerdo. Los estilos van desde el cubismo al impresionismo pasando por el hiperrealismo o de la pintura naif.

Alrededor de Orgosolo nos encontramos con el espectacular e intransitable paisaje del Supramonte. Es el corazón de la Barbagia, repleta de senderos de trekking sólo realizados por los jabalís y por algunos bandoleros y pastores.

La ruta de los murales ha colocado a Orgosolo en el mapa de la cultura. En el pueblo no hay muchos alojamientos pero se puede ir desde el Golfo de Orosei y volver en el día. El trayecto es de una hora y 15 minutos, aproximadamente, dependiendo de vuestra habilidad al volante ante las curvas. El paisaje de esta ruta merece mucho la pena. Estamos en el Parque Nacional del Golfo de Orosei que es espectacular. Próximamente nos adentraremos en él en un nuevo artículo donde también os hablaremos del pueblo tíscali y de la cultura nurágica.

De momento nos quedamos en Orgosolo. En el camino os daréis cuenta de que las señales de tráfico están llenas de balazos, ya estáis en tierra de bandidos amigos! A perder el rumbo y a disfrutarlo!

⭐️Perder el Rumbo. Orgósolo. Cerdeña

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
Share on pinterest
Islas Cham_Vietnam_perder_el_rumbo_Boda_vietnamita_nidos_de_golondrina

Islas Cham

Las islas Cham son uno de los mayores tesoros naturales de Vietnam. Su alto valor medioambiental hizo que en el año 2009 fueran declaradas…

Leer Más >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perder el rumbo te informa que los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Francisco Arnoso Carregado como responsable de este blog. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que requerimos es para gestionar lo comentarios en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Estos datos estarán almacenados en los servidores de dinahosting.com (proveedor del hosting de Perder el rumbo) situados en la Unión Europea.Ver política de privacidad de dinahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@perderelrumbo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.