equipo electrónico para viajar

Si no os queréis quedar sin batería en el móvil, si queréis almacenar  las fotos en una tarjeta de memoria o seguir disfrutando de la música entre otras cosas, un buen  equipo electrónico puede ser fundamental.

Las mejores gadgets para viajar

Los aparatos electrónicos te harán la vida y ,por lo tanto, el viaje más fácil. Dependiendo de la duración de la aventura y de vuestros planes deberéis elegir los gadgets adecuados. De esta forma, les sacaréis el máximo partido ocupando el mínimo espacio posible. 

equipo electrónico para viajar

¿Cuántas veces os habéis quedado sin batería en el móvil? No pasa nada, llegamos a casa y lo cargamos. Cuando estamos de viaje esto que resulta tan cotidiano puede ser un gran problema. Hoy día tenemos la suerte de tener soluciones para ello.

Varias veces nos hemos quedado sin batería y no se acaba el mundo, es más, a veces hasta nos viene bien, pero, por favor, que no se agote justo antes de enseñar la tarjeta de embarque en un aeropuerto o en medio de la noche buscando un hotel. Una batería portátil no ocupa nada y puede ayudar bastante sobre todo en las situaciones descritas. 

Un pequeño altavoz también nos puede reportar mucha satisfacción, escuchar música en estos nuevos y avanzados dispositivos resultará mucho más agradable para tus oídos. Algunos de estos artilugios cuentan con entrada de tarjeta micro Sd por lo que ahorraréis también batería en el teléfono.

Otro aparato electrónico que solemos utilizar en nuestros viajes es una tablet; os permitirá organizar vuestras fotografías o hacer búsquedas en internet de una forma mucho más cómoda que en el móvil. Si os gusta la lectura también podéis llevaros un e-book, donde podréis recopilar libros y guías que ocuparán menos espacio en vuestra maleta.

Una pequeña bolsa con algunos accesorios de viaje ocupa poco espacio y os serán muy útiles. Tampoco nos obsesionemos con ello y nos llevemos el ordenador de mesa de casa para estar conectados o el tocadiscos para poder escuchar el ultimo disco de Malandrómeda. Todo en su justa medida.